Ver más artículos

Durante el mes de octubre se realizan muchas actividades para educar sobre la importancia de la prevención de cáncer de seno. Debemos considerar dentro de nuestro campo de la quiropráctica, que previene y mantiene el cuidado de la columna vertebral, a estas pacientes que han sido operadas de cáncer de mama, ya que las mismas padecen de dolencias luego de una mastectomía parcial o radical.
En el 2007, comencé a ofrecer mis cuidados a una paciente de quiropráctica que fue operada de cáncer de seno. Se le practicó una mastectomía radical con reconstrucción e implante de su seno izquierdo. Esta paciente, al estar acostada varias semanas en una posición casi vertical, tenía molestias en el área cervical, en el área superior de las dorsales, en el área anterior a la cavidad torácica, el esternón y las costillas.
En la intervención le extraen parte del músculo pectoral. Esto hace que la paciente sienta inestabilidad y mucho dolor. Luego de hacerle una evaluación completa Quiropráctica y neurológica (para verificar el alineamiento normal de los nervios), me propuse poder ayudarla en la transición de su vida e intente llegar a entender su situación, ya que no es fácil como mujer haber perdido una parte de ti, tal como son los senos.
Al momento de acomodar a mi paciente en la mesa de ajuste, pude notar incomodidad al acostarse boca abajo y observando en el cuarto de ajustes, me saltó a la visita mi almohada de ajustar a pacientes embarazadas. Coloqué la almohada más gruesa y le indique que iba a estar cómoda.
La paciente complacida pudo colocarse en una posición que le ofrecía seguridad y comodidad. Sintió mucho alivio, recibió un masaje terapéutico y un ajuste con la técnica de “Activator”, (El “Activator” es un instrumento diseñado para aplicar un ajuste con rapidez y de poco impacto). Su rostro cambio a un nuevo semblante: alivio, felicidad, satisfacción y serenidad.
Hay diferentes áreas que las pacientes de mastectomías deben considerar al momento de recibir su tratamiento quiropráctico: ¿Cuánto tiempo conlleva la recuperación? ¿Cuánta área musculo-pectoral fue extraída? ¿Cuánta área de las glándulas linfáticas axilares fueron extraídas?
No se pueden obviar estas preguntas, ya que son fundamentales para que se le pueda ofrecer el tratamiento quiropráctico adecuado a cada situación y aliviarle grandemente sus molestias. Existen otras ayudas para estimular la pronta mejoría en pacientes de cáncer de seno: masaje terapéutico, terapias magnéticas y masajes de drenaje linfático para evitar la retención de líquido.
Durante la recuperación de esta enfermedad, no podemos dejar a un lado los grupos de apoyo y otros centros de ayuda para poder aceptar y sobrepasar esta nueva etapa en sus vidas. El cáncer de seno es una enfermedad que influye en nuestro pensamiento, por lo tanto, debemos aceptar, luchar y combatirla con pensamientos. Nuestra inteligencia innata puede lograr cosas positivas en la recuperación, nos puede llevar a vencer el cáncer de seno.
La prevención es siempre el enfoque primordial de nosotros los quiroprácticos, por tanto, exhortamos a todas nuestras pacientes a que lleven al día sus exámenes de rutina; así como es de tanta importancia, la salud espinal.
Por: Dra. Myrna Siverio
Quiropráctico