Ver más artículos

Se cree que el masaje a cuatro manos tiene su origen en la civilización India, miles de años antes de Cristo. Por tener sus raíces en este país se ha llegado a suponer que sus funciones eran para la relajación y que estaba íntimamente ligado a cuestiones de meditación. Después, con el pasar de los años se ha logrado modernizar esta técnica hasta lo que ahora se conoce. En distintas partes del mundo el Masaje a Cuatro Manos es bastante solicitado gracias a su increíble poder relajante.
¿En qué consiste este masaje?
El Masaje a Cuatro Manos exige una sincronización perfecta de las manipulaciones que hay que efectuar para que sea eficaz, además de perfecto. Ambos masajistas se colocan a cada lado de la persona que va a recibir el masaje, uno enfrente del otro. Estos deben dominar cada uno de los movimientos ejecutados para que la energía sea repartida del mismo modo sobre todo el cuerpo. El ritmo y la presión debe ser exactamente igual en el lado izquierdo que en el derecho para no desequilibrar el trabajo del masaje.
¿Cuáles son los beneficios que ofrece el Masaje a Cuatro Manos?
El Masaje a Cuatro Manos es totalmente recomendado para personas que sufren de estrés, nerviosismo, neurosis, entre otros estados de ánimo o psicológicos similares. También se debe de considerar en este tipo de masaje que además de la relajación esto desencadenara otro tipo de beneficios que van desde la mejora en la circulación hasta mejorar la conciliación del sueño. El Masaje a Cuatro Manos es bastante recomendable si se sufre de una falta de concentración, como son dos personas las que están dando la serie de movimientos en zonas del cuerpo es más fácil que no se pueda intuir el movimiento que sigue lo cual hace que la persona se limite a tratar de no adivinarlos y relajarse profundamente más rápido de lo normal.
Como cualquier otro tipo de terapia alternativa, siempre debe consultar a su médico de cabecera para asegurarse de que no vaya a tener alguna complicación a raíz de algún padecimiento y/o enfermedad que tenga antes de recibir cualquier terapia alternativa y/u otro tipo de terapia.
Por: Griselle Huertas/Masajista Terapeuta