Ver más artículos

Cuantos de nosotros hemos tenido la experiencia de ir caminando y de momento se nos vira el tobillo o cuantos hemos sufrido una caída porque el tobillo nos falló, ya sea por perdida de balance o por un tropezón en una superficie irregular y luego comenzamos a sentir dolor en el área. También cuando estamos viendo algún deporte y de momento vemos al atleta caer al suelo con mucho dolor y no puede seguir la competencia. Probablemente usted o el atleta sufrió un esguince.

 

¿Qué es un esguince?

Un esguince o torcedura es una lesión de los ligamentos, capsula articular y membrana sinovial que se encuentra en una articulación. Resulta cuando la articulación es forzada a moverse de forma brusca, excesiva apertura o cierre articular. La articulación es incapaz de recuperar su posicionamiento y como consecuencia los ligamentos se distienden o se rompen. Es importante no confundir el esguince con una luxación, separación de los huesos ni con un desgarre muscular.

Los esguinces pueden ocurrir en el brazo (hombro y codo) por caída o golpe directo, la rodilla, el tobillo y la muñeca (al caer sobre la mano). Es importante señalar que el esguince es más común en los tobillos; en los ligamentos laterales (cuando el tobillo se vira en inversión o hacia afuera) y es menos común en la muñeca y codo.

 

Síntomas y señales

La efusión de sangre y fluido sinovial dentro de la cavidad produce:

  • Hinchazón
  • Aumento de temperatura
  • Dolor
  • Moretón
  • Movimiento y/o uso ilimitado de la articulación
  • Al momento del esguince puede sentir y/o escuchar un “pop”

 

Clasificación del esguince:

Grado 1: Distensión parcial del ligamento, articulación hinchada y con dolor variable y puede afectarse el movimiento.

Grado 2: Moderada perdida de función, hinchazón y poca o moderada inestabilidad.

Grado 3: Extremadamente doloroso al principio, perdida de función, inestabilidad severa e hinchazón, puede representar una subluxación que se puede reducir espontáneamente.

 

Tratamiento

R– rest o descanso

I– ice o hielo

C– compression o compresión

E– elevation o elevación

  • Aplique hielo inmediatamente para reducir inflamación
  • Aplique hielo por 20 minutos cada 2 horas
  • Comprima la lesión usando vendajes, férulas, botas o tablillas
  • El médico puede recomendar medicamentos como aspirina o ibuprofen
  • Terapias para prevenir  rigidez y dar fuerza una vez el área este fuera de inflamación

 

Prevención

  • Evite hacer ejercicios o actividad deportiva cuando este cansado o tenga dolor
  • Mantener un peso saludable
  • Utilizar vendajes o zapatos protector si vas a realizar actividad o deporte
  • Usar zapatos ajustados
  • Hacer ejercicios diariamente
  • Realizar ejercicios de calentamiento y estiramiento
  • Correr en superficie plana
  • Practicar ejercicios de balance y/o propiocepción

 

Por: Cesar Lazu Surillo
Terapeuta Atlético