Ver más artículos

Una de las principales causas de muerte en todo el mundo es el cáncer en cualquiera de sus formas. Debido a esto, es sumamente importante hacer énfasis en la prevención, detección y tratamiento de dicha enfermedad. El campo de la radiología juega un papel de suma importancia en las etapas antes mencionadas. Es por esto que el paciente de cáncer debe conocer los credenciales de los Centros Radiológicos, así como de los especialistas en diagnóstico por imágenes (radiólogos) o medios de medicina nuclear a la hora de elegir donde realizarse un estudio por imagen.

 

El enfoque debe ser uno interdisciplinario en la lucha contra el cáncer, donde el oncólogo, cirujano y el radiólogo tengan una buena comunicación. Un ejemplo del desempeño de la radiología en la prevención es la mamografía, la cual en múltiples estudios ha demostrado una reducción significativa en la mortalidad por cáncer de mama. Por otro lado la tomografía computadorizada, mejor conocida como CT, desempeña un rol protagónico en el manejo del paciente, ofreciendo información de localización, extensión y respuesta del tratamiento en múltiples formas de cáncer.

 

Existen otras modalidades, como la resonancia magnética (MRI), la sonografía y el PET- CT que tienen indicaciones particulares. Debido a que el diagnóstico por imágenes es tan importante en la lucha contra el cáncer, es imperativo que el paciente se informe y eduque en la modalidad de estudio que requiera para su beneficio y sus posibles efectos secundarios. Es de suma importancia recordarle al paciente de cáncer que de tener estudios de imágenes anteriores los lleve a la siguiente cita, de esta manera el radiólogo puede realizar un informe más preciso y detallado. Por último hay que mencionar que cada paciente es diferente y la técnica a utilizarse variará entre paciente y enfermedad. En muchos casos es necesario hacer una comparación de estudios.
Por: Dr. Fernando López
Director del Equipo Administrativo
Precise Radiology Services, PSC