Ver más artículos

Nuestro cuerpo es como un carro, dependiendo de la gasolina que le pongamos va a funcionar bien, regular o mal. La comida es la “gasolina” de nuestro cuerpo y todas sus funciones dependen de la manera en la cual nos alimentamos. Desde nuestra respiración, nuestra memoria, nuestro estado de ánimo, nuestro sistema inmunológico y la salud de todos los huesos y órganos están sujetos a los alimentos que consumimos. Para bajar de peso la alimentación también es importante, el 70% del éxito en cualquier proceso de rebajar está en la dieta y por eso es que mi guía del semáforo es la manera más fácil y divertida de aprender y seguir un plan de alimentación con todos esos sabores criollos que tanto nos gustan.

 

La guía del semáforo es fácil de seguir, todos los alimentos están separados en los tres colores, en la columna VERDE están todos los alimentos que puedes comer sin restricciones, en el AMARILLO están los alimentos con los que debes tener precaución y en el ROJO están los alimentos que tienes que parar y pensar antes de consumir porque son los que más van a retrasar tu proceso. Cualquier alimento puede estar en cualquiera de las 3 columnas, depende de cómo lo prepares. Por ejemplo, una yuca al vapor es verde, si la haces al escabeche es amarilla y si la haces frita ya pasa a ser roja. Lo maravilloso de este plan es que vas a comer más, no menos y vas a poder disfrutar de todas las comidas boricuas que te encantan. Este es el único plan de dieta que te deja comer habichuelas, plátano, batata, gandules, lechón, fricasé de pollo y hasta mofongo. La clave está en saber balancear y medir tus porciones, el plan te enseña exactamente como hacer todo esto.

 

Por muchos años pensamos que la única manera de bajar de peso era muriéndonos de hambre o comiendo lechuga como conejos. Todo eso es cosa del pasado, la manera más efectiva y saludable de hacerlo es comiendo 5 veces al día los alimentos correctos que nos ayuden a  acelerar el metabolismo, aumentar la cantidad de calorías que quemamos y así perder el peso que tenemos de más. Ya se acabaron las dietas desabridas y las dietas complicadas, con el este innovador plan ya no tienes que estar contando puntos, sumando y restando calorías, pensando la comida o midiendo la comida con tacita y cucharas. La única manera de bajar de peso y mantenerse es con un plan de alimentación que no te restrinja, que sea un estilo de vida que puedas llevar a cabo en cualquier lugar y cualquier situación. Este ha sido mi secreto para mantenerme por más de 10 años, siguiendo este mismo plan yo y miles de personas más encontraron una solución que los entiende y que SI funciona, gracias a esto están cumpliendo sus metas y alcanzando sus sueños.

 

La palabra ejercicio resulta muy miedosa para muchos de nosotros, yo me incluyo porque la verdad es que no me gusta ir al gimnasio. Lo hago porque sé que es importante para mi mantenimiento y mi salud pero no soy y nunca he sido una de esas personas que se la pasan en el gimnasio todo el día todos los días. La realidad es que así nos matemos haciendo ejercicio 4 horas al día, si no comemos bien no vamos a ver los resultados que buscamos. Para el m plan quería una alternativa un poco más amigable y más fácil por eso consultando con mi equipo de especialistas logramos desarrollar un concepto diferente, lo llame MOVIMIENTO, este es uno de los 4 componentes esenciales de mi plan. La idea es que entendamos que no hay necesidad de vivir en un gimnasio, lo que importa es que nos movamos. Hay muchísimas formas en las cuales podemos incorporar una rutina de movimiento a nuestra vida sin tener que sufrir por eso. Una de las mejores opciones es el baile, a mí me encanta y es una forma de cardio increíble aquí están las calorías que puedes perder con algunos tipos de bailes:
  • Salsa =  400 calorías en 30 minutos
  • Cumbia =  400 calorías en 30 minutos
  • Merengue = 400 calorías en 30 minutos
  • Samba = 430 calorías en 30 minutos
  • Reggaetón = 350 calorías en 30 minutos.

 

También hay otras actividades como limpiar tu casa, lavar el carro, jugar con tus hijos, jugar con tus mascotas o jugar a la pelota que te pueden ayudar muchísimo a ver mejores resultados. La clave de esto es que saquemos periodos de al menos 35 minutos 3 veces a la semana y enfocarnos en la actividad que estemos realizando y nos esforcemos al máximo para ver resultados más rápido. Generar el hábito y seguir una rutina de movimiento es una oportunidad increíble de compartir más tiempo con tu pareja o familia, se motivan entre ustedes para alcanzar sus metas más rápido.

 

Así que ya saben, olvídense de pensar que bajar de peso no se puede y que siempre tiene que ser aburrido, la buena nutrición y el movimiento puede ser parte de sus vidas y las puedes disfrutar como nunca lo imaginaron. Las ventajas de tener un estilo de vida saludable son interminables, no solo se van a ver mejor sino que también se van a sentir espectaculares.
Por: Alejandro Chabán
Asesor de Nutrición Certificado