Ver más artículos

Llega el mes de noviembre, uno de los más esperados por los puertorriqueños, porque marca ese momento en que agradecemos al Creador el Día de Acción de Gracias, montamos el arbolito y arrancamos con nuestra Navidad, catalogada como la más larga del mundo. Pero dentro de todas las festividades, también se entrega la Proclama del Departamento de Estado, declarando el mes de noviembre como el Mes de la Diabetes.
En Atenas College también celebramos la alegría que emana de los corazones de todos los que compartimos este paraíso terrenal llamado Puerto Rico, pero igualmente tomamos muy en serio el tema de la diabetes. Por eso nos unimos a los esfuerzos de orientación sobre esta enfermedad que, en muchos casos, se puede prevenir y, en otros, se puede controlar efectivamente.
Pero, ¿qué es la diabetes?
Según explica la Asociación Puertorriqueña de Diabetes, de forma clara y simple, la diabetes es una condición crónica que se produce cuando el páncreas deja de producir la hormona insulina, o esta no es funcional. El páncreas es una glándula que se encuentra en la parte posterior del estomago y una de sus funciones es la producción de insulina, responsable de convertir la glucosa en energía. Sin insulina, el cuerpo no puede utilizar la glucosa para producir la energía y, como consecuencia, el azúcar se va a elevar demasiado en la sangre, desarrollando así́ la conocida “Diabetes Mellitus” (DM).
Existen 3 tipos de diabetes:
Diabetes Mellitus Tipo 1 = Conocida como insulinodependiente, donde el páncreas no produce insulina y se requiere inyecciones de insulina para suplir la necesidad del cuerpo y poder vivir.
Diabetes Mellitus Tipo 2 = La padecen, por lo general, personas mayores de 35 años, aunque hoy día ha habido un aumento de este tipo de diabetes en niños, como consecuencia del sobrepeso y la obesidad. En este caso, el páncreas no produce la insulina suficiente para los requerimientos del cuerpo, o la que produce no es funcional (resistencia a la insulina). El tratamiento para esta condición incluye una alimentación adecuada, actividad física y, en ocasiones, medicamentos orales. En algunos casos, también podría requerir que se administre insulina.
Diabetes Gestacional = Se presenta en mujeres embarazadas, por lo general, entre las 24 y 28 semanas de gestación. Al terminar el embarazo, los niveles de glucosa suelen normalizarse, pero el 50% de ellas puede llegar a desarrollar diabetes tipo 2 en un futuro.
Tenga en cuenta que existen una serie de síntomas que podrían sugerir que usted tiene diabetes. Sin embargo, esto no significa que tiene que tenerlos todos, o que tener algunos implique, inequívocamente, que usted tiene diabetes.
Entre los síntomas a los que usted debe estar pendiente, y comentarle a su médico, están: orinar frecuentemente, tener mucha hambre, pérdida de peso sin razón, cansancio, debilidad, visión borrosa, infecciones frecuentes, adormecimiento de las extremidades, sed excesiva, irritabilidad, piel reseca, fatiga, impotencia, náuseas y vómitos.
Aunque se puede llevar una vida normal teniendo diabetes, es importante tratarla y controlarla, siguiendo las recomendaciones que presentaremos más adelante. Tenga en cuenta que, de no manejar su diabetes adecuadamente, podrían surgir complicaciones como: enfermedad del sistema circulatorio, enfermedad del sistema nervioso (Neuropatía), enfermedad del riñón (Nefropatía diabética), enfermedades dentales, ceguera (Retinopatía diabética), problemas en los pies y amputaciones.
Para prevenir la Diabetes Tipo 2, la Asociación Puertorriqueña de Diabetes recomienda:
Alcanzar un peso saludable – Si te encuentras sobrepeso, bajar unas libras puede ayudar a reducir la posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2.
Moverse más – Camina por la oficina, limpia la casa con música movida, pasea el perro, sube las escaleras, estaciónate lejos en los centros comerciales
Ejercítate – Baila, corre bicicleta, camina rápido, haz aeróbicos. Intenta realizar 30 minutos de ejercicio cardiovascular 5 días a la semana.
Ahorra las calorías – Si reduces 500 calorías por día, perderás una libra en una semana. Evita los refrescos, papitas fritas y las papas o “snacks” de bolsita.
Come más variedad – Todos los días intenta comer 2 frutas y 2 vegetales. Come panes, pastas y arroces integrales, varía las proteínas, y sustituye los refrescos por agua
Disfruta de la vida – Comparte con tus seres queridos, ve de paseo a sitios que quieres visitar, haz las cosas que te apasionan y maneja el estrés.
En Atenas College queremos un Puerto Rico saludable. Por eso brindamos la mejor educación en programas de salud, con el primer hospital simulado de Puerto Rico, y un equipo de profesionales de primer orden. Sin embargo, nuestro empeño por educar sobre cómo mantenerte saludable, no se limita a nuestro centro de estudios, sino que nos insertamos en los esfuerzos de orientación, concientización y prevención de enfermedades que se practican durante todo el año, en todo Puerto Rico.