Ver más artículos

La Administración Auxiliar de Prevención y Promoción de la Salud Mental de la Administración de Servicios de Salud Mental y contra la Adicción (ASSMCA) del Estado Libre Asociado de Puerto Rico continúa con su esfuerzo para educar y alertar a la ciudadanía sobre la peligrosidad de la falsamente conocida “marihuana sintética”. El esfuerzo, que incluye la distribución de material informativo dirigido a jóvenes, comerciantes, padres, maestros y la comunidad general, tiene el propósito de crear conciencia y alianzas con los distintos sectores para desalentar y reducir el uso de la nociva droga.
 
“Muchos utilizan la falsamente conocida marihuana sintética como si fuera un sustituto de la marihuana natural, sin estar conscientes de que es igualmente ilegal y de que está hecha de una peligrosa mezcla de ingredientes químicos que son muy nocivos para la salud. De hecho, esta sustancia se produce en laboratorios clandestinos principalmente de China y no reúnen criterios de calidad alguno en su fabricación y su composición incluye más de 100 ingredientes distintos, lo que puede provocar fuertes efectos físicos y sicológicos”, expresó Julia M. Delgado, Administradora Auxiliar de Prevención y Promoción de la Salud Mental de la ASSMCA.

 

Indicó, además, que en Puerto Rico se consigue en comercios tales como gasolineras, colmados, tiendas de que venden productos para adultos y tiendas que venden productos para fumadores, y se vende en bolsitas o botellas como si fuera incienso o popurrí, bajo los nombres de K2, Spice, Happy Hour, Popurrí, Tele-amigo, Cush y Marihuana Legal, entre otros.

 

De acuerdo con la señora Delgado, los efectos de la llamada marihuana sintética pueden ser hasta diez (10) veces más intensos que los de la marihuana natural, y los usuarios pueden experimentar sensaciones tales como euforia excesiva, confusión, sensación de que la persona se ha desprendido de su cuerpo, alucinaciones y hasta sentimientos de persecución.

 

Acto seguido la Funcionaria agregó que la marihuana sintética afecta todo el organismo, y se ha comprobado que puede causar daños irreparables a órganos vitales, tales como los riñones, el páncreas y el hígado. “Por eso decimos que es altamente nociva, y estamos realizando esfuerzos para alertar a los jóvenes, los padres, los maestros, los comerciantes y la comunidad general sobre la necesidad de conocer los efectos nocivos de esta peligrosa droga, para que pueda desalentarse y reducirse su uso en Puerto Rico”.

 

Por otro lado, la señora Delgado explicó también que la venta y posesión de la llamada marihuana sintética es ilegal en Puerto Rico, ya que está clasificada como una “sustancia controlada” bajo la Ley 154 del 4 de agosto de 2012 que enmendó la Ley de Sustancias Controladas de Puerto Rico.

 

Para más información u orientación, los interesados pueden llamar a la Línea PAS de ASSMCA al 1-800-981-0023.