Tristeza y depresión: Emoción vs trastorno

Tristeza y depresión: Emoción vs trastorno

Las emociones han sido materia de estudio por  profesionales del campo de la psicología desde siglos pasados. Existen múltiples definiciones del término, además de diversas teorías respecto a la cantidad y clasificaciones de las mismas.
Robert S. Feldman, profesor de psicología y decano asociado del Colegio de Ciencias Sociales y Conductuales de la Universidad de Massachusetts, en Amherst, define las emociones como sentimientos, que por lo general tienen elementos fisiológicos y cognitivos que influyen en el comportamiento.
Ahora bien, respecto a la cantidad de emociones, varios  profesionales en este campo coinciden, en que existen cuatro emociones básicas en el ser humano: la alegría, la tristeza, la ira y el miedo, independientemente de las demás clasificaciones que puedan existir. Estas se consideran innatas, debido a que están presentes desde el nacimiento. Además, se consideran ‟ normales”, en tanto y en cuanto no excedan los‟ límites” de intensidad y tiempo, en cuyo caso podrían transformarse en trastornos. Tal es el caso de la tristeza, que al prolongarse e intensificarse se transforma mayormente en depresión. Es importante aprender a distinguirlas para buscar ayuda, en caso de ser necesario. Pero, para distinguirlas es necesario conocer en qué consisten.
Veamos, la tristeza es una emoción  totalmente natural, que todos experimentamos en el transcurso de nuestra vida. Es una reacción de nuestro cuerpo que  no debemos ocultar, ya que, además de ser ‟ normal”, manifestarla o exteriorizarla podría resultar muy beneficioso, ya que nos brinda cierta‟ liberación”. Esta puede surgir de momentos difíciles o dolorosos, tales como: la pérdida de un ser querido, del empleo, un divorcio o debido a una enfermedad, entre otros. Es decir, siempre tiene una razón de ser. Además, disminuye o desaparece en la medida que mejore la situación que la produce o nos adaptemos a esta, por lo que por lo general, no requiere tratamiento psicológico o psiquiátrico.
Ahora bien, la depresión por su parte es una enfermedad o trastorno psicológico caracterizado por un estado de profunda tristeza que tras prolongarse e intensificarse causa mayormente abulia, trastorno psiquiátrico, que se caracteriza por dejar a sus víctimas total o parcialmente incapacitadas para enfrentarse a la vida diaria. Además, esta puede deberse a factores genéticos, fisiológicos, personales o ambientales, entre otros, aunque estudios indican que contrario a la tristeza, en la que se conoce su origen, en el caso de la depresión, no hay un claro factor de origen (y en ocasiones ni siquiera existe).
Para diagnosticar la misma, los psicólogos y psiquiatras toman en cuenta al menos cinco de los siguientes síntomas:
  • Estado de ánimo deprimido o irritable la mayor parte del tiempo.
  • Pérdida o disminución del placer o interés en actividades que previamente habían sido interesantes o placenteras.
  • Cambios significativos en el peso o apetito.
  • Cambios en el patrón de sueño.
  • Sensación de lentitud de movimientos o inquietud, la mayoría de los días.
  • Cansancio y debilidad la mayor parte del tiempo.
  • Sentimientos frecuentes de inutilidad o culpa.
  • Problemas de concentración, creatividad y capacidad de tomar decisiones la mayoría de los días.
  • Pensamientos de muerte o suicidio.
Una vez establecido el diagnóstico, son los especialistas en este campo, quienes determinarán el tratamiento a seguir. Lo importante es acudir a los profesionales  cualificados, en caso de presentar varios de los síntomas antes mencionados para un diagnóstico certero y responsable, además, de un tratamiento ideal para el mismo. Eso sí, nunca ignore estos síntomas porque se agravará la condición, lo que muchas veces podría terminar en suicidio. No obstante, no importa en qué momento busque ayuda, siempre habrá alternativas para su problema, solo, que seguramente requerirá un tratamiento más intenso. Pero lo más importante, no se rinda y mucho menos se‟ quite”. ¡Éxito!
Una colaboración de Hilda N. Cruz Carillo, egresada de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo, del Programa de Comunicación Tele-Radial.

 

Referencias:
medlineplus.gov/spanish/ency/article/003213.htm
salud.ccm.net/faq/6738-abulia-definicion-diagnostico-y-tratamiento
psicologiaymente.net/psicologia/diferencias-tristeza-depresion
www.omicrono.com/2015/10/las-diferencias-entre-tristeza-y-depresion/
bienestar.salud180.com/salud-dia-dia/5-diferencias-entre-tristeza-y-depresion
Psicología con aplicaciones en países de habla hispana, Robert S. Feldman ,Octava edición pag.312
es.wikipedia.org/wiki/Emocion

Share this post