Seguridad alimentaria para embarazadas

Seguridad alimentaria para embarazadas

Durante el embarazo, el sistema inmunitario de las mujeres se debilita. Esto hace que tanto ella como su bebé corran un mayor riesgo de contraer las bacterias, virus y parásitos que causan enfermedades de origen alimentario. Las enfermedades de origen alimentario pueden ser peores durante el embarazo e incluso provocar abortos espontáneos o partos prematuros. Las enfermedades de origen alimentario contraídas por la madre también pueden ocasionar la muerte o graves problemas de salud en los bebés recién nacidos. Ciertas enfermedades de origen alimentario, como la Listeria y la Toxoplasma gondii, pueden infectar al feto incluso si la madre no se siente enferma.
Patógenos trasmitidos por los alimentos
Impacto de las enfermedades de origen alimentario durante el embarazo
Campylobacter

 

· Las infecciones suelen provocar diarrea severa, y en las embarazadas las infecciones tienden a ser leves sin consecuencias adversas para la madre o el niño.
· Las infecciones durante el tercer trimestre representan una mayor probabilidad de provocar sepsis neonatal dado que la bacteria puede trasmitirse al bebé durante el parto.
· En algunos casos, las infecciones en las primeras etapas del embarazo pueden causar abortos espontáneos y partos prematuros.

E. coli
· La principal preocupación de la infección por E. coli durante el embarazo es la deshidratación, aunque son muy pocos los casos que derivan en complicaciones.

Listeria
· La Listeria puede provocar listeriosis, una infección que puede causar abortos espontáneos, partos prematuros, nacimiento de bebés con poco peso o mortalidad infantil.
· La infección puede transmitirse al feto incluso si la madre no presenta síntomas de infección.
· Las embarazadas tienen una tendencia 10 veces mayor que la población general a contraer la infección por Listeria.
·  Un feto infectado con Listeria puede desarrollar problemas de salud en el futuro, entre ellos: discapacidad intelectual, parálisis, convulsiones, ceguera o deficiencias cerebrales, cardíacas o renales.

Salmonella
· Las infecciones pueden provocar complicaciones de salud durante el embarazo, incluyendo la deshidratación y la bacteremia (bacterias en la sangre), que a su vez pueden causar meningitis.
· La salmonela puede transmitirse al bebé durante el embarazo. Los bebés nacidos con la infección de salmonela pueden tener diarrea y fiebre luego de nacer y podrían desarrollar complicaciones más severas, como la meningitis.

Toxoplasma gondii (toxoplasmosis)
· Si la infección tiene lugar durante el embarazo, los bebés pueden desarrollar pérdida auditiva, discapacidad intelectual y ceguera.
· Algunos niños pueden desarrollar problemas cerebrales u oculares años después de nacer.
· La infección puede transmitirse al feto incluso si la madre no presenta síntomas de infección.

Información del Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria (FSIS, siglas en inglés)

Share this post