Regresa a clases con una lonchera saludable

Regresa a clases con una lonchera saludable

Por: Yanairet Matías
Redacción enSalud

La American Academy of Pediatrics (AAP), en su página web, destaca que casi todos los estudios de investigación demuestran que los niños que comen un desayuno nutritivo se desempeñan mejor, les va mejor en la escuela, se concentran mejor y tienen más energía.

Con el regreso a clases, a la vuelta de la esquina, los padres y los cuidadores de los niños tienen la responsabilidad de preparar loncheras y meriendas saludables que aporten beneficios a la salud. “Las meriendas son esenciales en los niños porque van a continuar brindando la energía y nutrición para que estos puedan completar sus tareas del día”, apuntó la licenciada en nutrición y dietética, Alana Marrero González.

Al momento de planificar, preparar y escoger los alimentos que se incluirán en la lonchera, Marrero González recomendó tomar en cuenta los siguientes puntos:

  • El peso, cuan activos son y si padecen de alguna condición. Si es un niño que hace deporte y se mantiene activo, es necesario incluir mucha hidratación. Si es un niño pasivo, se debe cuidar las porciones y los alimentos.
  • Las meriendas deben enfocarse en frutas, vegetales y agua. “Las frutas deben ser frescas, hoy día hay muchas opciones en el supermercado y que ya vienen porcionados. En cuanto a los vegetales, pueden incluir los “baby carrots” con un poquito de aderezo que sea bajo en grasa y en pequeña porción”, añadió la licenciada.
  • Los jugos en los niños no son necesarios, pero si decide incluirlos opte por aquellos que son 100% jugo y solamente 4 onzas. Si son jugos de manzana y uva solo 3 onzas. No incluya aquellos que tienen aditivos artificiales, bebidas de jugo o “syrup”.
  • Si opta por incluir nueces asegúrese que el niño no tenga ninguna alergia y las tolere. Segundo, porcione las nueces ya que estas poseen un alto contenido en grasa, y aunque es saludable sigue siendo grasa.

“La alimentación en los niños es una conducta aprendida. Los niños comen lo que ven a los papás comiendo, lo que ven que sus compañeritos comer. Si ellos ven a sus padres comer de forma saludable, van a aprender que eso es algo que ellos tienen que hacer. Así que los padres siempre tienen que dar ejemplo y los pueden ir practicando desde el verano, así el niño vera el comportamiento y no se va a sorprender cuando vea los alimentos en la lonchera al comenzar el año escolar”, afirmó la también presidenta de la Academia de Nutrición y Dietética.

Algunas opciones que usted puede incluir en la lonchera son:

Opción 1

  • Fruta (manzana, guineo, china mandarina, pera)
  • 1 Palito de Queso (se recomienda los blancos porque son más bajos en grasa)
  • 6 a 8 onzas de agua

Opción 2

  • 1 Palito de queso
  • Galletas de soda (4 cuadritos es la porción recomendada para los niños)
  • Agua

Opción 3

  • Mantequilla de maní en alguna tostada, puede incluirle jalea.
  • Agua

“Otras alternativas son los “baby carrots”, celery, popcorn bajo en sal y con poca mantequilla, yogurt siempre y cuando sea regular o bajo en grasa y cereales lo más naturales posibles, se recomienda ¾ tazas. Evite incluir en la lonchera alimentos altos en azúcar, grasa y cafeína como las golosinas, refrescos, quesos amarillos y chocolates. Hay muchas opciones sanas, divertidas y atractivas”

Salubridad y Seguridad de Alimentos

Es posible que usted se preocupe más porque sus hijos se coman los alimentos que les preparó que por el hecho de que dichos alimentos permanezcan salubres hasta la hora de consumirlos. “Los niños son más propensos a envenenamientos causados por alimentos. Por eso, los padres y cuidadores deben prestar especial atención al momento de manipular los alimentos”, mencionó Janice López Muñoz, Especialista en Información Técnica Bilingüe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

El término salubridad alimentaria se refiere a aquellas condiciones y las prácticas para preservar la calidad de los alientos de manera que se pueda prevenir la contaminación y las enfermedades transmitidas por el consumo de alimentos. Según las estadísticas del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, se estima que 1 de cada 6 personas va a enfermar por una enfermedad transmitida por alimentos. Esto va a ocasionar que ocurran unas 128 mil hospitalizaciones y cerca de tres mil muertes.

Los 4 pasos básicos para un manejo adecuado de alimentos son:

  • Limpiar – asegúrese de lavar sus manos con agua tibia y jabón por 20 segundos y las superficies y utensilios antes y después de utilizarlos.
  • Separar – separe los alimentos crudos de aquellos que estén listos para comer. Además, es recomendable utilizar una tabla de cortar para los vegetales y otra para las carnes.
  • Cocina – en este paso el termómetro es su aliado, así podrá asegurase que los alimentos alcancen la temperatura interna apropiada.
  • Enfriar – ningún alimento perecedero debe quedar expuesto a temperatura ambiente por más de dos horas. SI la temperatura ambiente excede los 90º F el tiempo se reduce a una hora.

Otros consejos adicionales que usted puede emplear, según el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria (FSIS, siglas en inglés) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, son:

  • Si los alimentos que usted empacará son perecederos, como jamón, cualquier carne de “dely”, huevos, yogurt, se debe incluir al menos dos fuentes de hielo o frío en la lonchera.

“Esto se hace para balancear la temperatura y transportarlos de forma segura. La persona puede utilizar las botellas de agua, cajitas o bolsitas de jugo congeladas. A la hora de consumir, la merienda estará segura y la bebida lista para tomar. Esto nos ayuda a maximizar”, aconsejó López Muñoz.

  • Los alimentos deben ser colocados en una lonchera insulada. No se recomienda el uso de bolsas de papel porque esto no preservará los alimentos salubres.
  • Si es posible, se recomienda que coloquen el recipiente en un refrigerador y que dejen la tapa abierta para que el aire frio del refrigerador circule mejor por el recipiente. Si no es posible, colocarlo en la nevera recomendamos colocarlo en lugar con sombra y totalmente cerrado para que no se derrita la fuente de frío que colocamos dentro de la lonchera.
  • Si decide empacar alimentos calientes, es aconsejable utilizar envases que tengan insulación.

“Recordemos que queremos mantener los alimentos a más de 140º F. Nuestro consejo es que ese recipiente lo llenemos con agua hirviendo lo dejamos unos minutos, lo vaciamos y depositamos el alimento y procedemos a cerrar. Es importante que el niño entienda que el envase debe permanecer cerrado hasta el momento de consumir”, enfatizó la Especialista en Información Técnica Bilingüe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

Una vez se termine de consumir los alimentos es necesario que el niño sepa que tiene que descartar cualquier restante o empaque y recordar que tiene que lavarse las manos antes y después de manipular alimentos.

Para información adicional sobre nutrición o dietética consulte con un profesional de la salud. Si tiene dudas referentes a las medidas o consejos adicionales para la seguridad alimentaria puede comunicarse a la línea informativa de Food Safety al 1.888.674.6854 o a través de foodsafety.gov

Share this post