Qué es la salud y mental y porque es tán importante cuidarte

Qué es la salud y mental y porque es tán importante cuidarte

Por: Dra. Vanessa A. Solis Arroyo PhD
Psicóloga especializada en el adulto mayor

El término salud mental se menciona a diario, pero… ¿Qué debemos saber sobre salud mental? En primer lugar, la salud mental afecta la forma en que pensamos, sentimos y actuamos cuando enfrentamos la vida. También ayuda a determinar cómo manejamos el estrés, nos relacionamos con los demás y tomamos decisiones. De igual forma, es importante en todas las etapas de la vida, desde la niñez hasta la adolescencia y luego en la adultez. Igual que para el ejercicio físico, la disciplina es fundamental para poder cuidar de nuestra salud mental. Esta disciplina comienza con el autocuidado, y es que hay que tener conciencia de escuchar nuestro cuerpo, pero sobre todo de cuidar nuestra esencia. El autocuidado es el regalo que te das todos los días y empieza por amarte a ti mismo. A continuación, te ofrecemos cinco consejos sobre cómo auto cuidarnos y sobre todo proteger nuestra salud mental.

1- Atiende tu patrón de sueño

Es importante dormir 8 horas al día. Con el envejecimiento se puede esperar una reducción de horas de sueño, pero no obstante trata de dormir un mínimo 6 horas. Si no dormimos podemos experimentar irritabilidad y malhumores. Para tener un buen patrón de sueño es importante dormir a la misma hora y seguir la misma rutina antes de ir a dormir. Evita hacer comidas pesadas y ejercicio justo antes de dormir. El sueño es muy importante en los procesos de aprendizaje y consolidación de memorias, ayuda a la concentración, y puede ayudar a reducir síntomas de estrés y depresión.

2- Integra una rutina de ejercicios y come saludablemente

Procura hacer ejercicio al menos 3 veces por semana. El ejercicio físico nos beneficia mediante la producción de endorfinas y serotonina, relacionadas con la sensación de bienestar. Además, debes comer mucha fruta y verduras, además de alimentos ricos en fibra. Evita los alimentos grasos o excesivamente azucarados.

3- Procura mantener contacto con las amistades, familiares y comunidad

El contacto social se asocia con la oxitocina, un neuropéptido que produce la sensación de bienestar. Además, el apoyo social es un factor protector en muchos trastornos psicológicos y una gran ayuda en momentos de necesidad. Estudios recientes demuestran que mantener este contacto ayuda a un envejecimiento más favorable. También debes saber dar y aceptar apoyo. Comparte intereses. Ríete y diviértete. Busca como aportar a la comunidad y explora oportunidades de voluntariado en tu comunidad o participa en actos benéficos. Involúcrate y te sentirás mejor.

4- Relájate y busca espacios para meditar

Con la meditación ayudamos a entrenar a nuestro cerebro para lidiar con situaciones estresantes. Una buena rutina de relajación y de autoconocimiento nos ayuda a centrarnos en el presente y en lo que es importante, focalizando nuestra atención en la aceptación de lo que nos rodea y enriquece nuestra experiencia introspectiva. Aprende a reconocer tus propias emociones y tu estrés. Expresa lo que sientes a los demás. Aprende a canalizar esos sentimientos positivos y a buscar ayuda cuando la necesitas.

5-Realiza actividades que reten tu cerebro, y rompe con la monotonía de vez en cuando

La rutina puede ser aburrida y deprimente, así que permítete explorar nuevos caminos y descubre tu creatividad. La creatividad fomenta la agudeza mental, y es una muy buena forma de expresión personal y autoconocimiento. Debemos permitirnos ser creativos y buscar nuevas vías de expresión artísticas tales como: pintar un lienzo, escribir un relato corto, hacer manualidades, inventar algún aparato nuevo y tomar cursos de interés personal. Igualmente, puedes conectarte con la naturaleza, aprender un oficio nuevo o un pasatiempo.

Share this post