Problemas de Lesiones de Sobreuso en Niños y Jóvenes Atletas

Problemas de Lesiones de Sobreuso en Niños y Jóvenes Atletas

Las lesiones por sobreuso son bastantes frecuentes en deportistas de cualquier edad o nivel de competencia. Sin embargo la seriedad de las lesiones por sobreuso en deportistas niños o adolescentes, sólo se ha reconocido recientemente. Estas lesiones pueden variar desde la incapacidad permanente de la osteocondritis del codo, hasta los “dolores de crecimiento” completamente no específicos, en los jóvenes deportistas. Un factor principal en el incremento de estas lesiones por sobreuso en el adolescente, es el desarrollo de especialistas en deportes a edades tempranas.Existen dos mecanismos de lesión: microtraumatismo y macrotaumatismo. El microtraumatismo es el resultado de lesiones crónicas y repetitivas en los tejidos locales, como ocurre con los metatarsos en los jugadores-base en basket o con la articulación lateral del codo en aquellos que lanzan la pelota con elevación de brazos por arriba de la cabeza. El macrotraumatismo se define como lesiones agudas súbitas a partir de fuerzas principales, por ejemplo, una fractura desplazada de la tibia.
Cada vez es más frecuente la visita de los atletas adolescentes a las Clínicas de Fisioterapia quejándose de dolores crónicos. A pesar de que a menudo, el entrenamiento inadecuado, es uno de los principales factores en la ocurrencia de muchas de estas lesiones, otros factores son:
  1. Error de entrenamiento: es el factor de riesgo más frecuente encontrado en el desarrollo de las lesiones por sobreuso. Un niño de séptimo grado que nunca ha participado en deportes organizados y luego se incorpora al equipo de atletismo como corredor de media distancia, es altamente susceptible a lesiones, con un régimen de entrenamiento pobremente supervisado.
  2. Desbalance músculo-tendinoso: El desbalance músculo-tendinoso es, probablemente el segundo factor de riesgo más importante. El crecimiento lleva a una disminución de la flexibilidad, especialmente cuando los adolescentes están en plena pubertad. Si estos deportistas continúan realizando esfuerzos intensos y reiterados, sin desarrollar un movimiento flexible completo en sus articulaciones, se pueden producir las lesiones.
  3. Desalineación Anatómica: La desalineación de la columna vertebral y de las extremidades inferiores pueden afectar la ejecución deportiva, así como puede predisponer para las lesiones. Las malas alineaciones pueden ser una discrepancia en la longitud de las piernas, una anormalidad en la rotación de la cadera, pies planos o arco exagerado. Una evaluación adecuada previo a la ejecución del deporte puede identificar estas desalineaciones y corregirse.
  4. Calzado: Para aquel joven atleta son esenciales un par de zapatillas cómodas, con un buen contorno, apoyo firme, suela ancha, y delantera flexible. Un material inadecuado para la amortiguación del impacto y la falta de suficiente soporte de la parte de atrás del pie, son las características principales de un calzado inadecuado.
  5. Crecimiento: El crecimiento tiene particular importancia en todas las lesiones por sobreuso en el atleta esqueléticamente inmaduro. Hay cada vez mayor evidencia, tanto clínica como biomecánica, que el cartílago de crecimiento, particularmente el cartílago articular de crecimiento, es más susceptible a una lesión ocasionada por microtraumatismos. La superficie articular del cartílago en crecimiento del atleta es altamente susceptible a lesiones por uso excesivo.
Sin duda, el primer paso a seguir los padres antes de poner a sus hijos a practicar cualquier deporte, es una evaluación con un profesional de la salud, fisiatra, fisioterapista etc. Luego de determinar si existe alguna anomalía y corregirla, se debe enfatizar en un programa adecuado de ejercicios de estiramientos y fortalecimiento no solo de aquellos músculos envueltos en el deporte escogido, sino de todo el cuerpo. Lo más importante para prevenir lesiones es la PREVENCION.
Por: Lcda Carmen S. Vázquez
Fisioterapista 

Share this post