Preparados y protegidos: Enfrentando el nuevo coronavirus

Preparados y protegidos: Enfrentando el nuevo coronavirus

Recientemente, la Organización Mundial para la Salud (OMS), declaró una emergencia internacional ante el brote de la nueva cepa del Coronavirus (2019-nCov) humano que ha afectado a miles de personas, comenzando principalmente en la región de Wuhan, China. A pesar de que el coronavirus es común en todo el mundo, causando enfermedades respiratorias de leves a moderadas, esta nueva cepa ha provocado un brote con complicación respiratoria severa.

Por esta razón, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), junto a un grupo operativo de la Casa Blanca, han activado esfuerzos para mitigar y evitar la propagación de este brote. A pesar de la gran distancia entre China y Puerto Rico, es importante conocer sobre este virus, cómo se desarrolla y cómo podemos prevenir el contagio. Esto, debido a la gran cantidad de ciudadanos que viajan continuamente a China o pueden entrar en contacto con otras personas, convirtiéndose en el medio de transporte para este virus, esparciéndolo por diversas regiones, como ya está ocurriendo.

Al día de hoy, no se han detectado casos de este nuevo coronavirus, el 2019-nCoV, en Puerto Rico. Igualmente, no se ha desarrollado una vacuna o tratamiento específico para prevenir la infección.

Como parte los esfuerzos para asegurar la calidad de cuidado, MMM está orientando a sus grupos médicos y proveedores sobre el protocolo de manejo según confirmado por el CDC. “Es de suma importancia asegurarnos del proceso de evaluación médica en la oficina del médico primario y de obtener un historial de viaje detallado porque, al ser unos síntomas muy similares a los de otras enfermedades respiratorias, nos pudiéramos confundir; no debemos crear pánico o desinformación en las personas”, expresó el doctor Diego Rosso, Principal Oficial Médico de MMM.

Los síntomas que pueden aparecer entre 2 a 14 días luego de la exposición son:

Síntomas Casos graves
Fiebre (alta o baja) Pulmonía
Tos Síndrome respiratorio agudo severo
Dificultad para respirar, fatiga Insuficiencia renal
Problemas gástricos, incluyendo diarrea  

 

Según el CDC, ya se ha confirmado la transmisión entre personas, incluso sin presentar síntomas. La transmisión del virus es similar a como ocurre con los virus respiratorios como la Influenza, que puede ser a través de gotitas inhalables producidas cuando un individuo infectado tose o estornuda.

Se ha determinado como acción inmediata el obtener un buen historial de viaje detallado para individuos evaluados con fiebre y enfermedad respiratoria aguda de las vías inferiores (por ejemplo, tos, dificultad para respirar, fatiga).

Por su parte, el CDC recomienda tomar un manejo específico con pacientes de quienes se sospecha un posible contagio con el nuevo coronavirus:

  • Solicitarles el uso de mascarilla quirúrgica inmediatamente se identifique que tienen un posible riesgo de contagio.
  • Evaluarlos en un cuarto privado a puerta cerrada, preferiblemente de aislamiento.
  • Todo el personal médico que entre en contacto con estos pacientes debe tomar las precauciones de contacto, de infección por aire y protegerse los ojos.
  • Notificar inmediatamente al departamento de salud local y del estado.

Ante esta situación actual, lo mejor que podemos hacer es tomar las medidas de prevención comunes contra infecciones, por ejemplo:

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, durante al menos 20 segundos. De no tener agua y jabón a la mano, usar desinfectante para manos (hand sanitizer).
  • Evitar tocarse los ojos, nariz y boca sin lavarse las manos.
  • Evitar el contacto directo con personas enfermas.
  • Si está enfermo, no salir a trabajar o a lugares públicos.
  • Cubrirse al toser o estornudar con un pañuelo desechable.
  • Las personas que cuidan enfermos con condiciones respiratorias deben protegerse con guantes, mascarillas y lentes protectores.
  • De sospechar tener una infección respiratoria, acudir inmediatamente a recibir tratamiento médico.

En MMM, permanecen vigilantes ante los sucesos y están realizando esfuerzos para mantener informados a los proveedores sobre la actualización oficial que se recibe del CDC y de entidades nacionales, por lo que exhortan a no alarmarse, sino a mantenerse informados por las fuentes oficiales y tomar acción. Tanto el sistema de Salud Federal como el local han respondido con prontitud a esta situación para preservar la salud de toda la población.

Share this post