No más caries

No más caries

La caries es una enfermedad que es ocasionada por varios factores. Se caracteriza por la destrucción de los tejidos del diente y ocurre mayormente en niños(a) y adultos jóvenes. Una caries dental es un agujero que, con el tiempo, puede hacerse más grande y profundo. Estos agujeros se forman por culpa de la placa dental. La placa es una sustancia pegajosa compuesta principalmente por bacterias que hacen que los dientes se rompan.
En la boca existen bacterias que al mezclarse con la saliva y los residuos de los alimentos que comemos forman la placa. Las bacterias que tienes en la boca producen ácidos, de forma que, cuando la placa se adhiere a tus dientes, pueden dañar el esmalte del diente que es la parte más superficial de los mismos. Es importante que limpiemos bien nuestros dientes para evitar que la placa se forme.
Si no te limpias bien y no visitas tu dentista, los ácidos romperán el esmalte de los dientes, llegando a su interior con la capacidad de provocar molestias que van desde leves hasta muy dolorosas. En muchos de los casos la destrucción puede llegar a ser irreversible y se termina perdiendo el diente o la muela. No permitas que esto suceda. Esta situación es totalmente prevenible. Sólo tienes que ir a tu dentista para que detecte estos problemas antes de que sea demasiado tarde.
Evitar desarrollar las caries es la principal herramienta en contra de la condición. Entre las maneras que existen hoy día se encuentra el barniz de fluoruro que es una excelente forma de combatir las caries, principalmente en niños y niñas. El barniz es flúor tópico concentrado que contiene fluoruro de sodio (NaF) al 5% en una resina o base sintética. Este se aplica sobre el diente en la oficina dental con un pincel, proporcionando una dosis altamente concentrada de flúor. Este mantiene un contacto prolongado con la superficie dental, alargando el efecto de su protección. El barniz de fluoruro es una buena alternativa para evitar las caries, es fácil de aplicar, no toma mucho tiempo y no es incómodo para el paciente.
Pídele a tu dentista que te hable del barniz de fluoruro para que se lo aplique a los miembros de tu familia y sigue estos consejos para mejorar tu salud oral.
  • Lávate los dientes utilizando pasta de dientes que contenga flúor después de cada comida o, como mínimo, dos veces al día. Nunca olvides hacerlo antes de acostarte.
  • Siempre utiliza el hilo dental una vez al día para eliminar la placa y la comida que queda atrapada entre los dientes.
  • No comas demasiados dulces ni bebidas azucaradas y mantén una dieta saludable.
  • Ve al dentista dos veces al año para que te haga revisiones regulares y apliquen fluoruro a la dentición de tu niña o niño.
Por: Dra. Linette Angulo Negrón,
Dentista

Share this post