Multivitaminas y los niños, ¿es seguro?

Multivitaminas y los niños, ¿es seguro?

Por: Judith Vélez Reyes, Pharm. D., R.Ph.
Directora de Servicios Farmacéuticos
Colaboración del Colegio de Farmacéuticos de Puerto Rico

Es común que los padres suplementen a sus hijos con multivitaminas y/o minerales para asegurarse que sus hijos reciben una “nutrición adecuada”. De acuerdo a un análisis de la data recolectada por la Encuesta Nacional de Examinación de Salud y Nutrición, entre el 1999 y el 2004 se encontró que alrededor de un 34% de los niños en los Estados Unidos consumían multivitaminas y/o minerales.

¿Qué es una vitamina?

En el 1994 se creó la Ley de Salud y Educación del Suplemento Dietético, DSHEA por sus siglas en inglés, con el fin de regular la producción de los suplementos dietarios. Esta ley define un suplemento dietético como un producto que suplementa la dieta, que contiene uno o más ingredientes dietarios, como vitaminas, minerales, hierbas o aminoácidos, que se toma por boca en forma de tableta, cápsula y líquido, entre otras presentaciones y está etiquetado como un suplemento dietario.

¿Cuál es la función de las vitaminas?

Existen 13 vitaminas esenciales para el funcionamiento, el crecimiento y el desarrollo corporal. Estas son: A, C, D, E, K, B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina), B5 (ácido pantoténico), B7 (biotina), B6, B12 (cianocobalamina) y folato.

Las vitaminas se dividen en las solubles en agua y en las solubles en grasa. Las vitaminas solubles en grasa (A, D, E y K) se guardan en el hígado. Las mismas son utilizadas por el cuerpo según las necesite. Las demás vitaminas son solubles en agua, por lo cual diariamente el cuerpo utiliza la cantidad necesaria para llevar a cabo sus funciones y elimina el exceso.

¿Cuál es la forma de obtener las vitaminas necesarias?

La forma más segura de obtener las vitaminas necesarias para el funcionamiento y desarrollo de nuestro cuerpo es a través de una dieta balanceada. La dieta debe incluir variedad de frutas, vegetales, nueces, pescados, legumbres, carnes y granos enteros.

¿Quién necesita ingerir vitaminas suplementarias?

Los médicos recomiendan el uso de vitaminas y/o minerales suplementarios en las siguientes poblaciones: niños y adultos con peso bajo, dietas restrictas, embarazadas, niños que sólo son lactados, entre otras.

¿Cuáles son los riesgos de suplementar a mi hijo con mayor cantidad de la necesaria?

Ingerir vitaminas mayores a las recomendadas por la Academia de Dietética pueden causar los siguientes efectos: nauseas, vómitos, dolor de barriga, problemas en el hígado y/o problemas del sistema nervioso.

Si usted suplementa a su hijo con vitaminas, es importante que:

  1. Espere que la suplementación sea recomendada por el médico de cabecera.
  2. Si ya suplementa a su hijo con multivitaminas y/o minerales, consúltelo con el médico de cabecera de su hijo.
  3. Siga las instrucciones de la etiqueta. No administre más de la cantidad recomendada.
  4. Verifique que la cantidad de las vitaminas y/o minerales en el producto que escoja comprar no contenga más de las cantidades recomendadas (RDA) diaria.
  5. Vigile que su hijo no presente efectos adversos relacionados al uso de vitaminas y minerales suplementarios. De sospechar alguna reacción, notifíquelo a un profesional de la salud como un médico y/o un farmacéutico y al manufacturero del producto. También lo puede informar a la Administración de Drogas y Alimentos, FDA por sus siglas en inglés, a través del programa de MedWatch.

Referencias

1Vitamin and Mineral Supplementation in Children. Arch Pediatr Adolesc Med. 2009;163(2):192. doi:10.1001/archpediatrics.2008.548

2Shaikh U, Byrd RS, Auinger P. Vitamin and Mineral Supplement Use by Children and Adolescents in the 1999-2004 National Health and Nutrition Examination SurveyRelationship With Nutrition, Food Security, Physical Activity, and Health Care Access. Arch Pediatr Adolesc Med. 2009;163(2):150–157. doi:10.1001/archpediatrics.2008.523

3(2009, February 21). U.S. Food and Drug Administration. Fortify Your Knowledge About Vitamins. Retrieved March 8, 2018, from http:// jamanetwork.com/journals/jamapediatrics/fullarticle/380759

Share this post