Los ligamentos: fibras muy inteligentes

Los ligamentos: fibras muy inteligentes

Los ligamentos son densas bandas de fibras de colágeno. Estas fibras se anclan en los huesos a cada lado de la/las articulaciones. Estas fibras de colágeno tienen diferentes formas, tamaños y densidades dependiendo de su localización y función de la articulación. La capa externa del ligamento es llamado “epiligamento” es un tejido que tiene más vascularización y sale del periosteo (capa externa del hueso).
Aunque el ligamento aparenta ser de una sola forma uniendo las articulaciones, las fibras dentro del ligamento pueden estar o más sueltas o más tensas dependiendo de la posición de los huesos y las fuerzas en que esas estructuras son sometidas.
Debido a que el epiligamento es más vascular, contiene células con terminales nerviosos sensoriales y de propriocepción (células que indican posición) que el mismo ligamento.  Algunos estudios sugieren que desgarres en los ligamentos puede provocar osteo artritis, pero la realidad es que la osteo artritis es una condición de múltiples orígenes y no se le puede categorizar a un solo evento o condición.
En estudios recientes se ha encontrado que los ligamentos tienen unas características de tener una apariencia apretada o arrugada, lo que se estima le permite al ligamento un nivel de elasticidad y evitar que las fibras de desgarren.
La estructura bioquímica de los ligamentos es un aproximado dos terceras parte de agua y una tercera parte sólido, lo que le aporta a su función y viscosidad. Las fibras de desarrollan de forma cruzada para aumentar fuerza y sostén.
Una de las funciones de los ligamentos es mantener una estabilidad en la articulación cuando se está pasivo y ayuda a guiar las articulaciones a lo largo de su rango de movimiento. De continuar el rango de movimiento más allá del arco fisiológico aumenta, la tensión en el ligamento poniéndolo más duro. Si se fuerza la articulación, el ligamento continua absorbiendo energía hasta que falla (se desgarra).
Otra función de los ligamentos se relaciona a su viscosidad, ayudando a mantener homeostasis. Los ligamentos se estiran con la fuerza, es una propiedad en que mientras más se estira el ligamento, este poco a poco va cediendo y las áreas arrugadas de ponen lisas, alargando el ligamento y la articulación pierde estabilidad. Alguien que haya experimentado una torcedura de tobillo, reconoce que se tuerce el tobillo cada vez más frecuente. Esto es debido a que la torcedura a estirado los ligamentos del lado afectado; lo cual, hace que tenga el tobillo más débil e inestable lo que aumenta la frecuencia de las torceduras.
La tercera función de los ligamentos es propriocepción, a lo cual se refiere a la percepción consiente de la posición del cuerpo o extremidad en el espacio. Por ejemplo, nos ayuda saber que al caminar la pierna se está alargando para dar un paso y que al mismo tiempo el pie sube levemente para ponerlo en el piso, o que el brazo sube para agarrar y luego que baja para poner algo.
La propriocepción se encuentra principalmente en las articulaciones, músculos y piel (receptores cutáneos).
Cuando los ligamentos se desgarran, las células sensoriales evocan unas señales de respuestas que activan la contracción muscular. La articulación, recluta de esta manera, las señales de propriocepción del musculo para usarlos como parte del ligamento y poder funcionar de forma más efectiva.
En eventos de trauma los ligamentos se pueden desgarrar de forma parcial o completa. Los ligamentos se sanan por medio de tres fases principales:
  1. Hemorragia con inflamación – Las fibras del ligamento que han sido dañadas rompe epiligamento, ligamento o ambos y/o desgarra porción pegada al hueso. Forma coágulos que son eventualmente re-absorbidos, aumenta la vascularidad capilar de forma temporera.
  2. Crecimiento de la matriz de la estructura y multiplicación celular – Una vez las vías de nutrición están implementadas comienza la producción de tejido fibroso o cicatriz (un material denso, celular tejido conectivo de colágeno). El tejido fibroso es al principio desorganizado, unas semanas en sanación las fibras se comienzan a alinear con el eje de la articulación. Este nuevo tejido es más pequeño y de menor calidad que el original, lo cual hace que la articulación no sea tan fuerte como antes y sea más susceptible a lastimaduras futuras.
  3. Remodelación y Maduración – Los defectos del material se comienzan a remplazar y con el pasar de las semanas el nuevo material va tomando apariencia de ligamento. Aun así persiste grandes diferencias en composición, arquitectura y función.
La eficacia de la sanación y el tiempo de sanación van a depender del tamaño y profundidad de la lastimadura, el grado de movimiento de la articulación durante la sanación.
La propriocepción y la Quiropráctica – en los ligamentos, junto a los músculos y piel, son muy importante en la biomecánica de las articulaciones. Un ejemplo, cuando se inmoviliza el codo por fractura del ante brazo al pasar cuatro a ocho semanas, y se remueve el yeso o soporte, la persona casi no puede mover el codo. ¿Por qué? Sencillo, sin movilización las células de propiocepción no le dice al cerebro que está activo. Si el cerebro no recibe el estímulo activo de las articulaciones, este no las mantiene nutridas y activas. Si esta hipo-movilización se mantiene por largo tiempo, puede comenzar procesos degenerativos en las articulaciones. Esta es una de los beneficios de la Quiropráctica, mantener las articulaciones del cuello, espalda y extremidades activas, parar procesos degenerativos, mantener un rango de movimiento en las articulaciones del cuerpo saludables y prevenir lastimaduras. De la misma forma, eliminando la presión en las raíces de los nervios aumentando el flujo axonal y permitiendo lo más cercano a 100% de comunicación del cerebro hacia el cuerpo y del cuerpo hacia el cerebro, permitiendo eficacia en los procesos de auto-sanación que el cuerpo está diseñado a hacer. Recuerde, cuando tiene una herida, su cuerpo es quien la sana, no la curita o el triple antibiótico, estos solo asisten en el proceso de sanación.
Advertencia: Solo Quiroprácticos pueden hacer movilizaciones óseas por ley; además de osteópatas. Si alguna otra persona, a propósito, le hace un ajuste; es su deber notificar a las autoridades, la Junta de Quiroprácticos de Puerto Rico y ser evaluada/o por posibles lastimaduras.
Por: Edgar Rivera
Quiropráctico

Share this post