Las mascotas como regalo en la Navidad

Las mascotas como regalo en la Navidad

Mientras la Navidad se acerca, algunos se preguntan si es responsable, en esta época del año, dar en regalo una mascota. Mucha gente piensa que no lo es. Sin embargo, en circunstancias adecuadas, este no debería ser el caso.

Ya sea un pequeño ratón o un caballo, una mascota es un lindo regalo en cualquier época del año, pero antes de adquirir la mascota se debe hacer un análisis cuidadoso considerando la responsabilidad que conlleva compartir y cuidar a ese ser que traerá felicidad de por vida a una familia completa.  En fin, debe de ser una decisión tomada por toda la familia, puesto que requerirá el compromiso de todos brindarles los cuidados adecuados.

Es importante tener en cuenta que no todas las especies requieren de los mismos cuidados y que puede que haya unas especies más aptas que otras para cada persona de acuerdo con sus circunstancias económicas, de tiempo disponible, edad, etc. Considere que un niño menor de cinco años usualmente no tiene la capacidad para cuidar correctamente de una mascota, pues no entienden claramente la diferencia entre un ser vivo y un juguete.

De querer regalarle una mascota a su niños en edad temprana, debe ser consciente de que tiene que estar bajo supervisión todo el tiempo en que el niño comparta con la mascota. Debe usar ese tiempo para educarle sobre cómo cuidarla y cómo tratarla. Sensibilizar a los niños desde temprano a estar en contacto con los animales, amarlos y protegerlos es importante, pero requiere tiempo y dedicación.

Por otra parte, las personas de edad avanzada podrían obtener muchos beneficios de la compañía de una mascota. No obstante, también podrían confrontar limitaciones para cuidar cierto tipo de mascotas. De modo que sería importante tener en cuenta que no es conveniente una animal de gran tamaño, que la persona no pueda cargar o asistir en caso de una emergencia. Tampoco es recomendable que se le regalen cachorros, estos requieren de atenciones muy particulares, necesitan de mucho ejercicio o actividad física y atención. Además, podrían representar riesgo de caídas para personas con limitaciones de movimiento. En estos casos, es más adecuado considerar una mascota de un tamaño manejable y que sea adulta. Esto a su vez es una gran oportunidad para la adopción de animales adultos que, en ocasiones, no corren la misma suerte que los jóvenes en cuanto a las oportunidades de adopción.

Ten en cuenta las siguientes preguntas a la hora de plantearte regalar una mascota:

  • ¿La persona realmente quiere una mascota y está dispuesta a asumir la responsabilidad que conllevaría tenerla?
  • ¿Los otros miembros de la familia entienden, desean y aceptan la responsabilidad compartida de cuidar la mascota?
  • ¿La persona a quien le regalamos la mascota, tiene el tiempo y el estilo de vida para cuidar adecuadamente la mascota?
  • ¿Está la persona informada  de las necesidades, del manejo y el tiempo que necesitará para enseñarle la disciplina a su mascota?
  • ¿Tienen las finanzas para los gastos de mantener la mascota? (cuidado veterinario, vivienda adecuada, seguro, alimentos, “grooming”, etc.)

Si la mascota que va a regalar o adoptar ya es adulta, debes prestar atención a los siguientes consejos:

  • Es importante conocer de antemano el historial médico de la mascota y los cuidados necesarios en caso de padecer alguna condición de salud.
  • Considere los medicamentos que tendrá que administrar a la mascota, así como la dieta que esta requerirá.
  • Los requisitos nutricionales de las mascotas adultas son muy diferentes a los de una joven.  Para determinar la porción, frecuencia y el tipo de alimento tome en consideración su actividad física, el peso y condición de salud, entre otros.
  • En caso de que la mascota padezca alguna condición de salud, consulte con un médico veterinario licenciado para que le recomiende la dieta adecuada para su condición.

Lamentablemente una gran cantidad de mascotas terminan en los centros de rescate cada año debido a que los propietarios no están preparados para su llegada ni para el impacto en el estilo de vida que conlleva ese nuevo miembro de la familia.

Si está pensando regalar una mascota esta Navidad, hágalo con mucha precaución.

Si tiene alguna duda de cómo adoptar y cuidar a una mascota, consulte a su médico veterinario colegiado y licenciado más cercano o comuníquese con el Colegio de Médicos Veterinarios de Puerto Rico al 787 283 2840.

Share this post