Las Manchas Dentales se pueden Prevenir

Las Manchas Dentales se pueden Prevenir

Las manchas en nuestros dientes son un enemigo que está amenazando constantemente la estética de los mismos. Es importante prevenir y no esperar a que estas aparezcan.
Aquí te explicamos cuales son las causas comunes de manchas en los dientes:

 

  • Edad: el esmalte que cubre tus dientes se desgasta según pasa el tiempo y deja ver el color amarillo natural de la dentina que se encuentra debajo. En otros casos, es simple genética, si nuestros padres y abuelos tienen los dientes amarillentos existe una gran probabilidad que los nuestros también sean así.
  • Infecciones: Algunas infecciones en mujeres embarazadas pueden causar daño al esmalte del bebé que está en formación. Lo mismo sucede con algunas infecciones dentales que afectan la dentina o la pulpa (el centro del diente), haciendo que tus dientes cambien de color.
  • Tratamientos y medicinas: Algunos tratamientos médicos pueden manchar tus dientes, como las radiaciones y la quimioterapia. La Doxiciclina y la Tetraciclina, son medicamentos que pueden manchar los dientes de los niños en desarrollo (antes de los 8 años).
  • Exceso de fluoruro. El exceso de fluoruro en el agua o en los productos dentales como cremas y enjuagues bucales que usas regularmente, puede decolorar o manchar tus dientes.
  • Accidentes: Al recibir un golpe en alguno de nuestros dientes, la pulpa y la dentina podrían dejar de recibir suficiente sangre y oxígeno, haciendo que el diente se oscurezca o se torne con un aspecto grisáceo.
  • Bebidas y alimentos: Mucho de lo que comemos o bebemos tienen componentes que pueden manchar fácilmente nuestros dientes. El grado de acidez que contienen el café, los refrescos oscuros, el té, el vino tinto, entre otras sustancias, aumentan la posibilidad de manchas en nuestros dientes. Estos componentes se encargan de desmineralizar el esmalte dental, produciendo caries y pigmentaciones desagradables.
  • Fumar: El alquitrán  y la nicotina que se encuentran en los cigarrillos  se combinan con la saliva, generando una sustancia que penetra el esmalte dental produciendo una mancha amarilla en tus dientes. A largo plazo puede causarte problemas en las encías haciendo que se vean negras y hasta puede provocar la caída de tus dientes.
  • Mala limpieza dental: Si no te cepillas bien y frecuentemente, ni usas hilo dental regularmente, los residuos de ciertos alimentos y bebidas que se adhieren fácilmente a tus dientes terminarán manchándolos. Hay algunas manchas que pueden ser eliminadas con una limpieza profesional (Profilaxis) ya que las manchas son superficiales y externas. Pero hay otros casos donde es necesario recurrir al Blanqueamiento Dental, las Coronas Dentales o Carillas para rescatar el color blanco de nuestros dientes.

 

Es por esta razón que es importante tener una excelente higiene oral y visitar a tu dentista cada seis meses para poder prevenir futuras manchas en nuestros dientes. Recuerda  que el color blanco de los dientes no es eterno. ¡Cuidalos! y así podrás mostrar tu sonrisa en confianza.
Por: Sujeil Ramos, D.M.D.
Dentista 

Share this post