La Transición a un Año Nuevo

La Transición a un Año Nuevo

Fin de año, preparativos para un próximo año, transiciones, metas completadas, otras inconclusas y muchas por establecer. Como coach de proyectos de vida me gusta ayudar a que el cliente tenga una visión clara de lo que desea y de los obstáculos que enfrentará. Nosotros no le tememos a los cambios sino a la incertidumbre que crean. El no saber lo qué va a pasar, cómo va a estar nuestra economía, qué nos depara el futuro y si la economía global estará bien. Básicamente es el desconocimiento lo que nos crea temor a ese proceso de transición.

 

Las transiciones son necesarias y debemos prepararnos para esos procesos de manera natural. La capacidad de adaptarnos a los cambios y transiciones se le llama resiliencia. Es esa capacidad de moldearnos y ser flexibles en los procesos de cambio. Quienes logran esa habilidad evolucionan y progresan en la vida. Veamos unos consejos y pasos a seguir para lograr esa adaptabilidad al cambio y tener un año excelente.
 
  1. Hacer un examen de las metas que se quedaron inconclusas.
  2. Evaluar si aún siguen teniendo pertinencia.
  3. Establecer un número de metas razonable y realista con probabilidades medibles. Yo recomiendo unas 3 metas por año.
  4. Proyectar esas metas detalladamente: Es decir, no solamente clarificarlas (lo cual es primordial) sino establecer las estrategias, recursos y apoyo que utilizaras para lograrlas. Ej. Si la meta es bajar de peso. ¿Cuántas libras quiere bajar? ¿Qué estilo de ejercicios establecerás? ¿Qué tipo de dieta? Cuántos días en la semana? ¿A qué horas serán? ¿Con quién lo harás? Y ¿Cuánto tiempo proyectas para lograrlo?
  5. Proyectar los posibles obstáculos que tendrás: Esta fase es una de las más importantes en el proceso ya que al proyectar los obstáculos reducimos el sorprendernos ante la adversidad y así nos adaptaremos mucho mejor.
  6. Adoptar una actitud optimista: Tener una mentalidad fuerte con pensamientos proyectados al éxito siempre es una estrategia efectiva pero que debe de ir acompañada de la acción y ejecución.
  7. Tener una mentalidad abierta y flexible a los cambios inesperados: Adoptar pensamientos como “los cambios son necesarios”, “el cambio siempre es crecimiento”, “los ajustes traen beneficios”, etc.

 

Recuerda que las personas exitosas en la vida siempre ven una oportunidad en los cambios y sacan el mejor provecho de ese proceso de transición.
Por: Joel Acevedo/ Coach, Mpsy

Share this post