La piel en la adolescencia

La piel en la adolescencia

Aun las pieles más jóvenes necesitan del cuidado estético y conocer como cuidar su piel. El cuidado estético por lo general se comienza durante la adolescencia entre los 12 y 13 años de edad tanto a niñas como niños. El cuidado en cabina con el profesional de la piel varia según la necesidad de cada joven.
La piel en los jóvenes se ve afectada todos los días, por la exposición al sol, viento, calor, frío, contaminación ambiental, rayos ultravioleta, polvo y sucio del medio ambiente. También debemos tener en cuenta los factores hereditarios (de nuestros padres), el estrés, cambios por la adolescencia y la acumulación de impurezas causadas por el sudor.
Todos estos factores antes mencionados son los enemigos de la piel, los cuales están a la espera de cualquier descuido para atacarla. Cuando no se cuida la piel de la forma adecuada los poros y los folículos se tapan creando brotes que eventualmente se pueden convertir en ACNE.
El primer paso para determinar la mejor forma de cuidar la piel es determinando el tipo de piel. Al igual que en los adultos los jóvenes pueden presentar diferentes tipos de pieles desde normal, sensitiva, seca, grasa o combinada.
Es muy fácil integrar el cuidado de la piel siguiendo unos simples pasos que te ayudaran a prevenir los brotes. Como paso inicial se recomienda establecer una rutina diaria (igual que lavarse los dientes todos los días la piel también necesita limpiarse todos los días).
  • Limpiador: lavar bien el rostro con un producto adecuado para tu edad y  tipo de piel dos veces al día.
  • Exfoliación: utiliza un producto suave que remueva las células a nivel superficial en la piel (no se recomienda todos los días).
  • Hidratante: crema dirigida a proveer agua a la piel sin dejar residuos de grasa.
  • Protector Solar: hay protectores específicos para jóvenes y se recomienda utilizarlo todos los días. El protector se debe aplicar 30 minutos antes de la exposición al sol y si se esta practicando algún deporte acuático aunque sean a prueba de agua se deben retocar por lo menos cada 2 horas.
Consejos útiles para mejores resultados
1- No probar y no utilizar diferentes productos al mismo tiempo, ya que en vez de mejorar podría empeorar y la piel lucir opaca ya que no se le permite que respire adecuadamente, además si hay una reacción no se sabe cual producto la provoco.
2- Si tienes algún brote no te aprietes ya que puedes marcar la piel y como resultado dejar manchas o cicatrices.
3- Aprender sobre el cuidado de la piel es el primer paso para  poder entender como cuidarla adecuadamente.
4- Puedes hacerte una limpieza facial con un especialista en la piel, este te podrá ayudar y asesorar de la mejor manera.
Por: Raquel Rodríguez Monje/Directora Sérénité Spa

Share this post