La influencia del padre

La influencia del padre

La influencia del padre juega un papel de suma importancia en la vida de los hijos. El padre debe de tener la capacidad de poder influenciar positivamente a sus hijos ya que ellos naturalmente lo esperan. Tener influencia sobre nuestros hijos no quiere decir que los manipulemos sino que los guiemos. Los neurocientíficos han descubierto que el lóbulo frontal de nuestro cerebro, quien tiene que ver con nuestras funciones ejecutivas como analizar, discernir y ejecutar, se apaga intermitentemente cuando estamos escuchando o viendo a alguien a quien consideramos líder. Esto afecta la capacidad de analizar lo que dice ese líder y lo aceptamos sin digerir. Es por esa razón que nuestros hijos cuando nos ven como lideres pueden ser influenciados fácilmente por nosotros como padres.
Al saber esto tenemos una gran responsabilidad con lo que le comunicamos a nuestros hijos ya que ellos van a aceptar lo que le digamos casi sin ninguna resistencia. Hablarles de valores, creencias y experiencias que sean positivas y aportar en cuanto su autoestima apoyándoles emocionalmente es de suma importancia. Aumentando su confianza día a día con nuestro apoyo y nuestras palabras. Las palabras que les comunicamos a nuestros hijos juegan un papel importantísimo en su autoestima. Ahora esto va desde las palabras hasta la acción. Recordemos que la comunicación es 55% lenguaje corporal, es decir acción, 38% tono de voz (el cόmo decimos las cosas) y 7% las palabras (qué decimos).
Esto quiere decir que como padres necesitamos comunicar con los tres niveles de la comunicación, con nuestro tono de voz que debe de tener congruencia con las palabras y con nuestra acción y lenguaje corporal. Si nuestros hijos identifican incongruencia en nosotros esto afectaría la comunicación, no tendríamos resultados y por lo tanto nuestra influencia sobre nuestros ellos mermaría significativamente. Si les gritamos para que hagan las cosas bien ellos identificarían un mensaje contradictorio en nosotros. Con nuestras palabras (7%) le decimos que hagan las cosas bien pero con el grito (tono de voz 38%) lo contradecimos. Tenemos una gran herramienta en nuestras manos que son la comunicación y el conocimiento que podemos llevar a nuestros hijos y sabiendo el poder de la congruencia y el liderazgo podremos sacar lo mejor de nuestros hijos e influenciarlos positivamente en lo que ellos desean. Recordemos padres que tenemos el privilegio de guiar a nuestros hijos, hagámoslo con liderazgo y congruencia.
Por: Joel Acevedo
Life Coach

Share this post