Juegos de Azar

Juegos de Azar

La ludopatía o en otras palabras adicción y trastorno incontrolable a los juegos de azar, es una situación que preocupa y afecta a la persona que lo padece y a su vez a los que se encuentran en su entorno. En la mayoría de los casos esta enfermedad se convierte en lo más importante para aquel que lo padece, perdiendo de perspectiva hasta su propia vida, familia y profesión. Las relaciones interpersonales pasan a un segundo lugar o a ninguno. Todo comienza con un solo juego pero al final termina destrozando la vida de aquellas personas que viven a su alrededor. Las personas que sufren de ludopatía, también tienden a sufrir de otras clases de adicciones tales como fumar o beber lo que complica mucho más el proceso de rehabilitación. Este juego patológico se muestra a través de conductas duraderas, y en aumento, propias de los juegos de azar, pese a las consecuencias negativas en el ámbito personal y social, tales como endeudamiento, desorden en las relaciones familiares y prejuicio del desarrollo laboral. Para hablar sobre este problema e identificar su existencia, deben haber sucedido dos o más episodios repetidos durante un espacio en tiempo de al menos un año. El DSM-IV da una clasificación más amplia de los típicos modelos de pensamiento alterado en los juegos de azar:
  • Especial significado del dinero para el jugador.
  • El pensamiento sobre el rendimiento violentamente competitivo.
  • Su habitual y exagerada necesidad de reconocimiento social.
  • Una tendencia a la furia.
  • Apariciones de enfermedades psicosomáticas producidas por el estrés.
A continuación, debemos aclarar si se trata realmente de una adicción severa con carácter de enfermedad. Para esto hay que dirigirse a un lugar de asistencia especializada. En estos lugares, se puede elegir entre un tratamiento ambulatorio o estacionario. Cuando el paciente está bien integrado socialmente y la adicción esta poco desarrollada se ofrece visitar un lugar de asistencia a adicciones o una psicoterapia con un terapeuta o consejero profesional establecido. En caso de trastorno más severo, en el cual está permitido un tratamiento estacionario, es posible elegir entre una clínica psicosomática o una para adictos. Cuando las consecuencias no están aún tan agravadas, o se origina el juego como una reacción a una situación problemática aguda (por ejemplo, separación, pérdida de empleo) es posible el tratamiento en una clínica especializada en reacciones psicosomáticas.
Por: Lcda. Mayra González Ornes

Share this post