Incontinencia urinaria disminuye calidad de vida de mujeres jóvenes

Incontinencia urinaria disminuye calidad de vida de mujeres jóvenes

Por: Dr. Miguel Velázquez Villanueva
Ginecólogo-Obtera

La incontinencia urinaria, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se define como “la pérdida involuntaria de orina que condiciona un problema higiénico y/o social, y que puede demostrarse objetivamente”. Esta enfermedad afecta a alrededor de 400 millones de personas a nivel mundial.

Esta enfermedad, conocida como pérdida de orina, se produce tanto en mujeres como hombres. Aun así, las mujeres tienden a sufrir más de esta condición. En las féminas, la incontinencia urinaria se presenta, mayormente a partir de los 50 años. Sin embargo, la incontinencia también está afectando a mujeres jóvenes, principalmente, después del embarazo y el parto.

Cuando la incontinencia se presenta en mujeres en plena etapa de productividad las consecuencias suelen ser más fuertes. Muchas pacientes experimentan vergüenza, pérdida de autoestima, inseguridad, ansiedad, tristeza y pueden llegar, incluso, a la depresión y al aislamiento social. La pérdida de orina en mujeres también puede provocar cambios drásticos en los patrones de descanso, la gestión laboral y la intimidad sexual. Esta situación está causando que la calidad de vida de mujeres jóvenes disminuya cada vez más.

Existen varias razones por las cuales la incontinencia urinaria ocurre en el cuerpo de la mujer, pero la causa principal de esta condición es producida cuando la presión dentro de la vejiga es superior a la presión de la uretra. De acuerdo a MedlinePlus, el sitio web producido por la Biblioteca Nacional de Medicina para los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, existen tres tipos principales de incontinencia urinaria:

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo: ocurre durante ciertas actividades como toser, estornudar, reírse o hacer ejercicio.
  • Incontinencia imperiosa: ocurre como resultado de una necesidad urgente y repentina de orinar. Luego la vejiga se contrae y la orina se escapa. La persona afectada no tiene suficiente tiempo después de sentir la necesidad de orinar para llegar hasta el baño antes de orinarse.
  • Incontinencia por rebosamiento: ocurre cuando la vejiga no puede vaciarse completamente porque se encuentra obstruida o imposibilitada.

El sitio especializado, además, destaca que existe un tipo de incontinencia conocida como mixta que ocurre cuando la paciente presenta más de un tipo de incontinencia urinaria.

Para las mujeres afectadas por esta enfermedad se recomienda seguir las siguientes medidas para ayudar a prevenir y remediar la incontinencia urinaria:

  • Seguir una dieta balanceada y evitar el sobrepeso para reducir la presión intraabdominal.
  • Evitar alimentos y bebidas que irriten la vejiga, como comidas condimentadas o picantes, bebidas carbonatadas y los cítricos.
  • Aumentar el consumo de fibras, de esta forma se evita el estreñimiento.
  • Consumir líquidos en cantidades adecuadas.
  • No ingerir líquidos antes de ejercitarse y evitar tomarlos 2 horas antes de dormir.
  • Reducir el consumo de productos y/o medicamentos diuréticos, así tendrá menos ganas de orinar.
  • Establecer horarios fijos y más continuos para orinar.
  • No empujar la orina para evitar que se lesionen los músculos del suelo pélvico.
  • Incluir ejercicios de entrenamiento de los músculos pélvicos o ejercicios Kegel en la rutina diaria.
  • Evitar el cigarrillo, el alcohol y la cafeína que pueden estimular la vejiga.

Además de seguir estos consejos, siempre es imprescindible visitar a un doctor o un centro especializado para tratar los problemas de incontinencia urinaria. El tratamiento de la incontinencia dependerá de su causa y del tipo. Su médico, luego de realizarle diversos estudios, determinará si su mejor opción es tratar la enfermedad con medicamentos, dispositivos especiales o con una cirugía reconstructiva de su vagina.

 

Share this post