Importancia de la salud oral desde la infancia

Importancia de la salud oral desde la infancia

Por Sheila Pérez
Redacción enSalud

La salud bucal de los más pequeños es fundamental a la hora de prevenir futuros problemas en la adolescencia y en la edad adulta. Los dientes y las encías de los niños, si están bien cuidados, les ayudan a mantener una óptima salud general. Cuando los menores presentan caries, infecciones u otro tipo de enfermedad bucal, se pueden derivar importantes problemas de salud como deficiencias en la nutrición y en el desarrollo del lenguaje, dolor y baja autoestima.

Para que los niños logren una aceptable salud dental requieren una correcta rutina de higiene bucal. Para ello es necesario cepillarse los dientes después de cada comida, procurar eliminar de su dieta alimentos con un alto índice de azúcar y acudir regularmente al dentista. El cuidado dental debe convertirse en un hábito que, desarrollado desde la infancia, perdure durante toda la vida. En este aspecto, la atención y supervisión de la familia resulta fundamental.

Con esto, logrará que los dientes de leche de su hijo se mantengan sanos, sin caries y otras enfermedades dentales. No hay mejor momento que ahora para poner en práctica los buenos hábitos de higiene bucal.

La buena higiene bucal comienza en los primeros años de vida. Ya sea que amamante o alimente a su hijo con biberón, debe comenzar a incorporar algún tipo de régimen de higiene dental lo antes posible. Antes de que erupcione el primer diente, limpie las encías con una gasa o un paño suave y húmedo. Una vez que los dientes comiencen a salir, manténgalos limpios. Usar las herramientas correctas es fundamental para este ritual diario. Por ejemplo, es importante comprar un cepillo dental diseñado especialmente para bebés, que tendrá un cabezal más chico y apto para sus bocas pequeñas.

Cuando los niños llegan a la edad de dos años, deben de comenzar a visitar el dentista. Este mantendrá saludables los dientes del menor removiendo la acumulación de placa y restos de alimentos que puedan quedar entre sus dientes. Ésta es una parte importante del cuidado dental, porque evita que las bacterias sigan creciendo, y evita que salgan enfermedades dentales como las caries. Haga que las visitas periódicas al dentista sean una aventura divertida que siempre termine con algún tipo de recompensa saludable para los dientes.

Los hábitos alimenticios de los niños representan parte importante en el cuidado de sus dientes. Como precaución general, los padres deberían evitar que sus hijos coman alimentos ricos en azúcar y almidón. Además, un niño nunca debe dormirse mientras es amamantado o con jugo o leche en su biberón. Esto puede provocar caries debido al biberón por las bacterias en los dientes debido al azúcar de los alimentos y bebidas, dañando el esmalte de los dientes.

Los dientes de leche del bebé son muy importantes. Las etapas del desarrollo que son fundamentales para la salud dental futura de su hijo/a dependen de estos dientes. La odontología pediátrica brinda a los padres una guía sobre el cuidado bucal, para que los niños tengan una higiene dental excelente al crecer.

Share this post