12 herramientas básicas para una buena crianza

12 herramientas básicas para una buena crianza

La crianza es un proceso donde los padres o cuidadores educamos, desarrollamos y damos formación a las conductas, actitudes, pensamientos y hábitos de nuestros hijos. Dentro de la crianza aprendemos y adquirimos estilos de comunicación, estilos para manejar conflictos, en fin, establecemos nuestros esquemas de vida. Los esquemas son estructuras y patrones cognitivos que representan el conocimiento que tenemos sobre determinado asunto y nos ayudan a interpretar nuestras experiencias sociales. En una buena crianza debe existir una disciplina sana. Algunas herramientas básicas que debemos tener presente en la crianza y disciplina en el hogar son:

 

  1. Mantener una comunicación saludable de forma continua con los hijos.

 

  1. Informar las reglas del hogar, estas reglas deben ser claras y específicas. Debe ser consistente y firme con las reglas. Puede explicar la razón de ser de cada una de ellas.

 

  1. Informar que puede pasar si no siguen las reglas establecidas, por ejemplo perder un privilegio.

 

  1. Establecer e informar a sus hijos lo que se espera de su conducta y lo que no es aceptable.

 

  1. Establecer rutinas en el hogar, esto ayuda, al menor a tener mayor seguridad y confianza.

 

  1. Cada niño debe tener derechos y responsabilidades en el hogar, de acuerdo a su edad.

 

  1. Reconocer todos los logros de su hijo, a través de elogios o expresiones de afecto.

 

  1. Ser activo en el fin de desarrollar las capacidades y habilidades de su hijo.

 

  1. Ofrecer apoyo emocional y educativo.

 

  1. Proveer espacio para que los niños se diviertan.

 

  1. Los roles de cada miembro de la familia deben estar claramente establecidos. Tenemos hijos tomando el rol de los padres y viceversa, lo que trae disfunción familiar y alteraciones emocionales.

 

  1. Recuerde que es perjudicial el quitar la autoridad de algunos de los padres (ejemplo: Papá le dice a su hijo que no puede ir a jugar porque aún no ha terminado las asignaciones y mamá le dice que vaya a jugar porque las puede terminar luego).

 

En la medida que entendamos que somos parte integral y esencial en la vida de nuestros hijos, para que ellos sean unos adultos de bien en el futuro, seremos mejores padres; porque estaremos conscientes de lo que estamos ensenándoles a través de nuestras acciones.

Por: Dra. Jomairy González Galarza

Psicóloga Clínica

Share this post