Evita contagiarte con VPH

Evita contagiarte con VPH

¿Qué es la infección genital por el VPH?
El virus del papiloma humano genital (también conocido como VPH) es la infección de transmisión sexual (ITS) más frecuente. Hay más de 40 tipos de VPH que pueden infectar las zonas genitales de los hombres y las mujeres. Estos tipos de VPH también pueden infectar la boca y la garganta.
El VPH puede causar problemas de salud graves como las verrugas genitales y ciertos cánceres. En la mayoría de los casos, el VPH desaparece por sí solo antes de que cause cualquier problema de salud y la mayoría de las personas infectadas por el VPH ni siquiera saben que lo tienen.  El VPH no es igual al virus del herpes o al VIH (el virus que causa el sida). Todos estos virus se pueden transmitir durante el contacto sexual, pero tienen síntomas distintos y causan problemas de salud diferentes.
El VPH se transmite por contacto genital, más a menudo por relaciones sexuales vaginales y anales. El VPH también se puede transmitir durante las relaciones sexuales orales y el contacto entre los genitales.  En muy pocos casos, una mujer embarazada que tiene el VPH genital puede transmitir el virus a su bebé durante el parto.
¿Quién tiene riesgo de contraer el VPH?
Cualquier persona que tenga (o que haya tenido) relaciones sexuales puede contraer el VPH. El VPH es tan común que casi todos los hombres y mujeres sexualmente activos lo contraen en algún momento de su vida. Esto es cierto incluso para aquellos que solamente tienen relaciones sexuales con una sola persona en su vida.
¿Cuáles son los posibles problemas de salud causados por el VPH?
La mayoría de las personas que tienen el VPH nunca presentan síntomas ni problemas de salud. Pero algunas veces, las infecciones por el VPH pueden causar una variedad de problemas de salud graves. Los problemas de salud incluyen:
  • Verrugas genitales (verrugas en las áreas genitales)
  • Papilomatosis respiratoria recurrente (PRR), una afección en la que se forman verrugas en la garganta
  • Cáncer de cuello uterino (cáncer en el cuello del útero de la mujer)
  • Otros cánceres menos frecuentes, pero graves, incluidos cánceres genitales (cáncer de vulva, vagina, pene o ano) y un tipo de cáncer de cabeza y cuello llamado cáncer bucofaríngeo (cáncer en la parte de atrás de la garganta, incluida la base de la lengua y las amígdalas).
¿Cuál es la diferencia entre el VPH y el VIH?
El VPH es un virus distinto al del VIH y causa otros problemas de salud. El VPH no vive en los glóbulos sanguíneos, sino más bien en la piel. Además, mientras que el VIH puede causar sida, el VPH genital puede causar verrugas genitales y ciertos tipos de cáncer. Sin embargo, las personas infectadas por el VIH tienen más probabilidades de contraer el VPH y presentar problemas de salud debido a este virus
¿Existe una prueba de detección del VPH?
Hay pruebas del VPH para ayudar a detectar el cáncer de cuello uterino en mujeres de 30 años o más. No se recomienda hacer estas pruebas del VPH a hombres, adolescentes o mujeres menores de 30 años. No existe una prueba general para hombres o mujeres en la que se pueda determinar si tienen el VPH. Tampoco existe una prueba aprobada para detectar el VPH en la boca o la garganta. No existe un tratamiento contra el virus, pero hay tratamientos para las enfermedades que el VPH puede causar.
Existen  muchas formas en que una persona puede reducir su probabilidad de contraer el VPH:
  • Las vacunas contra el VPH se recomiendan para las niñas y niños de 11 o 12 años. Las vacunas contra el VPH son seguras y eficaces, y pueden proteger a hombres y mujeres contra algunos de los tipos más comunes de VPH que pueden causar enfermedad y cáncer. Las vacunas contra el VPH se administran en tres inyecciones en un periodo de seis meses.
  • Las personas que decidan llevar una vida sexual activa, pueden reducir su riesgo de contraer el VPH si utilizan condones.
Una persona puede reducir la probabilidad de contraer el VPH si permanece en una relación con una sola pareja, limita el número de parejas sexuales o escoge a una persona que no haya tenido parejas sexuales o que haya tenido muy pocas.
Por: Dr. Luis Paz, MD
Especialista en Medicina de Familia

Share this post