Estas navidades no comprometas la salud de tu familia

Estas navidades no comprometas la salud de tu familia

Cada año 1 de cada 6 americanos se enferma por consumir alimentos contaminados, lo que se traduce en 3,000 muertes y 128,000 hospitalizaciones. Los grupos de riesgo principales son los envejecientes, personas con cáncer, diabetes y aquellos que tienen el sistema inmunológico comprometido.
Durante el periodo navideño se está expuesto a mayores riesgos dado a que el agite y la alegría de las fiestas puede hacer que olvides, por un momento, los pasos de la seguridad alimentaria. Estos son:
1.Limpiar – las bacterias que causan enfermedades pueden sobrevivir en muchos lugares de su cocina, incluidas sus manos, utensilios y tablas de cortar.
2.Separar – Utiliza tablas de cortar distintas para las frutas y verduras y para la carne de res, aves, mariscos y huevos.
3.Cocinar – Cocine a la temperatura correcta. Use un termómetro para alimentos. Mantenga los alimentos calientes luego de cocinarlos. Las bacterias que causan intoxicación alimentaria se multiplican más rápido en la "zona de riesgo" que va de los 40˚ a los 140˚ Fahrenheit.
4.Refrigerar – las bacterias que causan enfermedades pueden desarrollarse en alimentos perecederos en solo dos horas a menos que los refrigere. Si la temperatura es de 90 ˚F o más reduzca el tiempo a una hora. Esto es lo que se conoce como la “Regla de las 2 horas”
Uno de los manjares que más abunda en la mesa durante las fiestas es el pernil o carne cerdo. Al visitar el supermercado, se recomienda que este tipo de carne sea lo último que usted adquiera.
“Si usted va a comprar muchos artículos nosotros recomendamos que las carnes sea lo último que escoja. Esto es para evitar que se descongelen y los jugos se derramen sobre los demás alimentos y los contaminen. Tan pronto usted llegue a su hogar refrigere esa carne a 40º F o menos y utilícela en los siguientes 3 a 5 días, sino debe colocarla en el congelador a temperaturas bajo cero. Si la carne es molida dura en refrigerador de 1 a 2 días, de lo contrario debe congelarse”, subrayó Janice López Muñoz, Especialista en Información Técnica Bilingüe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés).
Recomendaciones para descongelar
Es importante recalcar que para descongelar las carnes o aves, NUNCA debe hacerse a la intemperie o encima del mostrador. El USDA recomienda estos tres métodos, los cuales evitan la propagación de bacterias y contaminación.
  • Refrigerador – Debe estar en la envoltura original y ser colocado en un recipiente pararetener los jugos que puedan gotear en otros alimentos y contaminarlos. Si sigues estos pasos, y se diera el caso que no utilizaras, puedes volver a congelarlo para consumirlo más adelante.
  • Agua fría – En este método, es importante que te asegures que el agua NO penetre en la envoltura original. Para ello puedes colocar el pernil en una bolsa plástica que este intacta y sellada. El agua debe ser del grifo y es importante reponerla cada 30 minutos. Si escogiste esta opción NO puede volver al congelador, debe cocinarse inmediatamente.
  • Microondas – Te recomendamos consultar el manual del electrodoméstico, para ver si resiste el peso y tamaño. En el microondas debes desenvolver el pernil de su empaque original, colocarlo en un recipiente a prueba de microondas para retener los jugos e inmediatamente cocinarlo. NO se puede volver a refrigerar o congelar después de haber utilizado este método.
Cocina de forma correcta
Luego de sazonar el pernil, de la forma que acostumbras, llego el momento de cocinarlo. Sin importar el método que elijas es necesario que utilices un termómetro para medir la temperatura de cocción y asegurarte que es la correcta. No es recomendable dejarse llevar por como se ve el alimento.
“Tanto el pernil, como los filetes, chuletas que son carne de cerdo deben alcanzar los 145º F medidos por termómetro y esperar tres minutos, antes de cortarlos, para que los jugos se asienten. En el caso de la carne molida la temperatura de cocción es de 160º F”, mencionó Janice López.
Al momento de almacenar recuerda la “Regla de las 2 horas” que mencione al principio del artículo. Una recomendación es trozar la carne, en caso de que sea un pernil entero, y colocarlo en un recipiente de poca profundidad. En caso de que no vaya a consumirlo en los siguientes 3 a 4 días debe congelarlo. Al momento de recalentar es necesario que ese pernil alcance una temperatura de 165ºF.
En esta época de fiesta y ajoro es importante que cuides la salud de tu familia e invitados. Si aún tienes dudas sobre la seguridad alimentaria, puedes llamar al Departamento de Agricultura de lunes a viernes de 10:00 a.m. a 4:00 p.m. (hora del Este) al 1-888- 674-6854. Además, puedes enviar tus preguntas a mphotline@usda.gov o accesar foodsafety.gov.
Por: Yanairet Matías
Redacción enSalud

Share this post