¿Ese medicamento lo recetó tu médico o tu vecino?

¿Ese medicamento lo recetó tu médico o tu vecino?

Por: Dra Wanda Marrero
Colaboración del Colegio de Farmacéuticos de Puerto Rico

¿En tu casa tienes medicamentos almacenados “por si acaso”? ¿Has usado medicamentos que fueron recetados para otra persona o le has dado de tus medicamentos a otros?

El desconocer el peligro que implica el compartir cualquier clase de medicamentos con otras personas puede contribuir al deterioro de la salud en vez de mejorarla. Es común ver como algunas personas comparten con algún familiar o amigo sus medicamentos para el dolor, antidepresivos y hasta antibióticos que le sobraron de un tratamiento. Muchas veces las personas piensan que los medicamentos recetados o de venta libre son seguros de utilizar, pero esto es cierto siempre y cuando sean consumidos exactamente como fueron prescritos y bajo el cuidado de un médico.

Los médicos seleccionan un tratamiento específico para cada persona; aun cuando sean parecidos al compararlo con el de otro paciente. El profesional de la salud escoge el tratamiento perfecto para usted considerando características de cada paciente como, por ejemplo: alergias, posibles efectos adversos e interacciones que pueden ocurrir con los medicamentos recetados y de venta libre. Además de que una misma condición puede ser tratada de diferentes maneras.

  • Un ejemplo puede ser el tratamiento de diabetes: Dos personas con diabetes usualmente no tienen exactamente el mismo tratamiento, el tratamiento de una versus el tratamiento de otra puede ser diferentes en la forma en que actúa, el tiempo que se tarda en actuar y cuánto tiempo dura su acción. Compartir los medicamentos en esta situación podría resultar en una azúcar muy alta o muy baja llevando a efectos adversos
  • Medicamentos estimulantes: Pueden tener efectos fuertes en el sistema cardiovascular, tomar dosis altas puede elevar la temperatura corporal y causar latidos cardiacos irregulares, insuficiencias cardiacas o convulsiones, hostilidad y sensación de
  • Opioides: pueden causar somnolencia, estreñimiento y dependiendo de la cantidad que se tome puede reducir la respiración.
  • Depresores del sistema nervioso central: disminuyen la actividad cerebral y pueden causar somnolencia y falta de coordinación.
  • Dextrometorfano: puede causar deterioro de la función motora, entumecimiento, nauseas o vómitos y puede incrementar la frecuencia cardiaca y presión

Otro asunto muy importante es que ninguno de los medicamentos considerados como sustancias controladas no pueden ser compartidos, esto está establecido así por la Ley Federal. Recuerde que cada medicamento fue escogido específicamente para usted y para sus necesidades. Mantenga su salud y la de su familia usando sus medicamentos correctamente y no compartiendo sus medicamentos recetados.

Share this post