El Tinnitus

El Tinnitus

“Tengo un Zumbido en el oído”. “Siento como un grillo o un pito”. “Me siento dentro de un Caracol”. Son solo algunas de las aseveraciones más comunes por las cuales los pacientes visitan al audiólogo a diario. Pero, ¿qué exactamente es este zumbido? Este sonido tan perturbador se conoce como “tinnitus”.

El “tinnitus” es un síntoma no es una condición. Puede ser causado por varias condiciones, siendo la primordial, la perdida de audición. Otra condición muy común que puede causar este zumbido es la exposición a ruido a través de nuestra vida. La mayor parte de los pacientes que sufren del zumbido, presentan un sonido que solo ellos pueden escuchar. También, lo conocemos como el sonido del silencio, ya que la mayor parte de las veces, éste se agudiza en situaciones más silenciosas como en la noche.

De acuerdo al Departamento de Defensa de los Estados Unidos y el Centro de Audición de Excelencia (HCE, por sus siglas en ingles), más de cincuenta millones de personas en los Estados Unidos sufren de este síntoma anualmente. Dieciséis millones de éstos, buscan ayuda médica cada año por el efecto significativo que tiene en su calidad de vida. De estos pacientes más del noventa por ciento sufre de pérdida de audición.

Existen tratamientos para mejorar la calidad de vida de estos pacientes. Con nuestros nuevos audífonos Primax, de la compañía Siemens, proveemos una terapia a base de sonido, los cuales ayudan a re-entrenar el cerebro, reduciendo significativamente el zumbido, y en muchos casos llegar a eliminarlo. No solo ésto, sino que, con nuestra experiencia en programación, unido a los cuarenta y ocho canales que poseen los audífonos Primax, se estimulan los centros del cerebro de la audición con el sonido más natural existente, dando la comodidad auditiva para su pérdida de audición. Si siente que el zumbido no le deja dormir, no le deja trabajar, o simplemente afecta su calidad de vida, haga una cita para una evaluación audiológica y experimente el beneficio de los audífonos, y como mejoran su calidad de vida.

 

Por: Dr. Juan Figueroa, FAAA
Audiólogo

Share this post