El Cáncer de Pulmón

El Cáncer de Pulmón

El cáncer de pulmón comienza cuando las células en el pulmón crecen descontroladamente sobrepasando las células normales, lo cual dificulta que el cuerpo funcione de manera debida. Existen dos tipos de cáncer de pulmón:

  • Cáncer de pulmón de células pequeñas (microcítico)
  • Cáncer de pulmón de células no pequeñas (no microcítico)

Los síntomas del cáncer de pulmón son tos, dolor en el pecho y dificultad para respirar. Existen varias pruebas que pueden ayudar al médico a diagnosticar cáncer de pulmón:

  • Radiografía del Tórax: por lo general es la primera prueba en busca de manchas en las imágenes de los pulmones. Si se detecta un cambio, se necesitará hacer más pruebas.
  • Tomografía computarizada: estudio que se conoce en inglés como CT O CTA scan y consiste de una clase especial de radiografía que capta imágenes del interior del cuerpo. También se puede usar una tomografía para ayudar a realizar una biopsia.
  • Tomografía por emisión de positrones: en este estudio (PET scan por sus siglas en inglés) se inyecta un tipo especial de azúcar a través de las venas. Luego se toman imágenes del interior del cuerpo con una cámara especial. Si hay cáncer, el azúcar aparece como “zona destacada” (puntos que brillan) indicando donde se encuentra el cáncer. Esta prueba es útil cuando el médico piensa que el cáncer se ha propagado sin saber adónde.
  • Biopsia: en una biopsia, el médico toma una pequeña cantidad de tejido del tumor que se encuentra en el pulmón, la cual se envía al laboratorio para saber si tiene células cancerosas. Esta es la mejor forma de saber con seguridad si se tiene cáncer.
  • Broncoscopia: en este procedimiento se pasa un tubo delgado, flexible e iluminado por la boca hasta los bronquios. El medico puede observar a través del tubo para saber si hay tumores. El tubo también se puede usar para realizar una biopsia.
  • Análisis de sangre: estudio que no se usa para descubrir el cáncer de pulmón, sino que se hace para informar más al médico sobre el estado de salud.

Hay muchas formas de tratar el cáncer de pulmón, pero los tipos de tratamiento principales son la radiación y la quimioterapia. En pocas ocasiones, se puede realizar una cirugía. Muchas veces se utiliza más de un tipo de tratamiento. El plan de tratamiento que sea mejor dependerá de:

  • La etapa y el grado del cáncer
  • La probabilidad de que algún tipo de tratamiento pueda curar el cáncer o ser útil de alguna manera
  • La edad
  • Otros problemas de salud que tenga el paciente
  • La opinión del paciente acerca del tratamiento y los efectos secundarios que causa

La Sociedad Americana Contra el Cáncer de Puerto Rico cuenta con diversos programas y servicios para ayudar a los pacientes y sus familiares durante y después de su tratamiento contra el cáncer. Entre ellos: hospedaje temporero, libre de costo, en el Puerto Rico Hope Lodge, grupos de apoyo y ayudas económicas. Para más información, comuníquese al 787-764-2295 o visite www.cancerpuertorico.org.

 

 

Artículo preparado por la Sociedad Americana Contra el Cáncer

Share this post