¿Cupido u oxitocina?

¿Cupido u oxitocina?

Desde el momento de concepción hasta el momento de comenzar una relación “la hormona del amor” está presente. La oxitocina, también conocida como “hormona del amor” es la responsable de regular varios procesos, uno de ellos es las emociones.
Esta hormona que también tiene función de neurotransmisor, es liberada por la pituitaria, cuando el hipotálamo le envía señales hormonales o eléctricas.
A lo largo de la vida la oxitocina es liberada en diferentes niveles, lo que resulta interesante es que en las situaciones donde mayor nivel de oxitócica se han presentado son eventos principalmente relacionados con el amor. Por ejemplo, los niveles de oxitocina se elevan durante el sexo. Pero, ese no es el único amor en el cual la hormona está presente. También se generan grandes cantidades durante el parto y la lactancia, lo cual facilita ambos procesos. Es gracias a este neurotransmisor que el útero se contrae para así facilitar el proceso de parto. Al igual que está presente en la producción de leche materna, lo cual influye mucho en lograr el lazo maternofilial.
La oxitocina también interviene en los comportamientos sociales y las emociones; es capaz de aumentar el apego romántico y la empatía. De hecho, se ha observado un incremento de la “hormona del amor” en los primeros seis meses de una relación de pareja.
Y como si fuera poco, tiene efectos anti-ansiedad, por lo cual la presencia de la oxitocina puede inhibir la producción de hormonas como el cortisol, la cual es liberada en situaciones estresantes.
Así que ya sabes, la próxima vez que sientas un cosquilleo por alguien, la culpa no es de Cupido, es de la oxitocina.
Redacción enSalud

Referencias:
salud180.com
medicalnewstoday.com
medlinepluse.gov

Share this post