Cuidado prenatal grupal empodera a los padres ante una emergencia

Cuidado prenatal grupal empodera a los padres ante una emergencia

Por: Yanairet Matías
Redacción enSalud

El Hospital Universitario pretende demostrar los beneficios del cuidado prenatal grupal como una herramienta efectiva para las embarazas en Puerto Rico a través de un proyecto piloto que iniciará en el mes de octubre.

El cuidado prenatal grupal es una herramienta excelente para empoderar a los padres al momento de enfrentar una emergencia como lo fue el paso del huracán María el pasado año. Precisamente es este grupo de padres a la espera de un bebé uno de los más vulnerables ante cualquier emergencia.
Con el paso de los huracanes el pasado año, la Alianza de Acción e Investigación: Eliminando Partos Prematuros organizada por IMPACTIVO, LLC inició la identificación de necesidades de embarazadas y sus familias para empoderarlos ante emergencias.

Es por ello que la Alianza recomienda el cuidado prenatal grupal como una alternativa eficaz y disponible para las mujeres embarazadas vulnerables. El modelo, según explicó la Dra. Carmen Zorrilla, puede ayudar a las embarazadas a reducir el estrés, darles seguridad, proveerle mayor educación y una red social de apoyo y al mismo tiempo mantiene la evaluación médica individual en un entorno más controlado, eficiente y práctico.

“Vimos un aumento de nacimientos no planificados, fuera del hospital, sobre todo durante el mes de septiembre (del año pasado). Una emergencia puede afectar un embarazo, aumentando los niveles hormonales de la mujer y elevando el riesgo de partos prematuros, entre otras consecuencias”, comentó ayer la doctora Carmen Zorrilla, catedrática del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico (UPR).

Con el fin de probar este vínculo, y bajo el liderato de la doctora Carmen Zorrilla, el grupo redactó una propuesta que recién ha sido aprobada por los “Centers for Medicare and Medicaid Services” (CMS) para financiar el proyecto piloto bajo un proyecto llamado “Impacto del grupo prenatal en la reducción del estrés materno después del huracán María”.

Este proyecto investigativo se llevará a cabo por dos años en el Centro de Estudios Materno-Infantiles (CEMI) del Recinto de Ciencias Médicas de la UPR y en el Hospital Universitario.
La meta es implementar el cuidado prenatal grupal como una alternativa para mujeres embarazadas en Puerto Rico y lograr (1) reducir la tasa de nacimientos prematuros; (2) reducir la tasa de bebés con bajo peso al nacer; y (3) reducir los costos del cuidado prenatal de los pacientes inscritos.
Investigaciones previas han comprobado la efectividad del modelo, incluyendo una reducción significativa en la tasa de partos prematuros en un 30%. Los bebés nacen con mayor peso y las mamás muestran más satisfacción con los servicios que reciben. “El cuidado prenatal grupal implica mejorar la sobrevida y la calidad de vida para las madres, los infantes y sus familias”, resaltó la Dra. Carmen Zorrilla.

Actualmente el cuidado prenatal individual es el estándar de atención en Puerto Rico, sin embargo, los esfuerzos de la Alianza de identificar las necesidades conducen a que el cuidado prenatal grupal sea una alternativa para nuestros pacientes. El modelo de cuidado prenatal grupal promueve una dinámica de discusión entre ocho a doce participantes en donde comparten sus anécdotas e inquietudes. Esta dinámica proporciona un ambiente de confianza en el que los participantes se sienten en la libertad de comentar y dar apoyo a los demás.

“Este sistema nos ha dado una oportunidad para enfatizar prácticas de prevención como la importancia de las vacunaciones, la lactancia, enfatizar en la prevención del maltrato, cómo prepararse para una emergencia y otros temas”, comentó la Dra. Carmen Zorrilla.

A través de proyectos como la Alianza de Acción e Investigación: Eliminando Partos Prematuros, IMPACTIVO, LLC contribuye a la transformación del sistema de salud en Puerto Rico. “Exhortamos a los diversos componentes del sector de salud a informarse y adoptar estas prácticas innovadoras basadas en evidencia que redundan en un mayor beneficio para nuestros pacientes”, resaltó la ginecóloga obstetra.Por su parte, la directora ejecutiva de Impactivo, María Fernanda Levis destacó que para poder replicar este modelo en otros hospitales se necesita que las aseguradoras y el gobierno federal inviertan en este.Entre los datos dialogados en la conferencia, José Guzmán, director de Salud Materno Infantil de March of Dimes resaltó que un parto sin complicaciones puede costar entre $4,000 a $5,000, mientras que uno complicado la cifra puede ascender a más de $55,000 en costos asociados.

La meta después de esta propuesta es poder expandir el cuidado prenatal grupal a otros hospitales.

IMPACTIVO es una empresa de consultoría de impacto social especializada en asesoría y gerencia de proyectos para la industria de salud y sus profesionales dedican sus esfuerzos a la transformación del sistema de salud en Puerto Rico, la equidad y el acceso a los servicios para las mujeres, niños, familias y comunidades.

Share this post