Cómo identificar si mi hijo tiene problemas del habla y del lenguaje

Cómo identificar si mi hijo tiene problemas del habla y del lenguaje

Muchos niños están empezando en el sistema escolar con mucho entusiasmo y con mucha ilusión de parte de sus padres, sin embargo en los próximos meses estos últimos se sentirán preocupados después de que sean citados por la maestra para indicarles que su niño no va bien en la escuela. Les dirá que su hijo no se expresa como los demás, que frecuentemente no entiende, que a veces nadie lo entiende. La maestra dirá que lo ve inmaduro y que si no buscan ayuda, terminará repitiendo el Kíndergarten. En ese momento, los padres se preguntarán qué fue lo que falló, por qué no vieron a tiempo el problema para evitar lo que están viviendo, que por qué nadie les advirtió que algo andaba mal al su niño estar rezagado en su desarrollo del habla y del lenguaje, el área de desarrollo más importante para el éxito escolar.
Los problemas del habla y del lenguaje no surgen de un día para otro, si no que se pueden ver indicadores desde las primeras etapas de desarrollo del niño de que algo no va bien. A continuación compartimos una guía de desarrollo del habla y lenguaje de los primeros años de un niño:
Al año, el niño debe:
  • Responder a su nombre, volteando su cabeza hacia la persona que lo llama.
  • Señalar lo que quiere.
  • Decir sus primeras palabras o acercamiento a palabras.
  • Imitar gestos, acciones y sonidos.
  • Comprender instrucciones simples de un paso.
  • Comprender el significado de NO.
  • Decir que si y que no con su cabeza.
A los dos años, el niño debe:
  • Decir cerca de 200 palabras, entre sustantivos y modificadores.
  • Unir dos palabras para formar frases.
  • Haber desarrollado los sonidos del habla: b, p, t, n, k (c, q), d.
  • Reconocer vocabulario básico como el siguiente: partes del cuerpo, alimentos, objetos comunes, animales, familiares y vestimenta.
  • Contestar preguntas cerradas (sí-no).
  • Hacer preguntas simples.
  • Seguir instrucciones de dos pasos simples.
A los tres años, el niño debe:
  • Comunicarse en oraciones.
  • Producir los siguientes sonidos del habla: g, f, ñ, y (ll), j; se le entiende bastante y no produce jeringoza.
  • Entender y usar pronombres.
  • Comprender instrucciones de 2 pasos.
  • Contestar una variedad de preguntas, aunque aún cerradas (qué, dónde, quién).
A los cuatro años y a los 5 años debe:
  • Tener un vocabulario extenso y variado.
  • Expresarse en oraciones cada vez más extensas con una buena estructura.
  • Comprende y formular preguntas variadas.
  • Haber desarrollado casi todos los fonemas de su edad, excepto el r, rr y las consonantes con r, como en las palabras traje o brazo, por lo cual su habla es inteligible.
  • Cuenta sucesos, puede narrar de forma simple.
  • Le gusta hojear los libros y que le lean cuentos.
El estar pendientes de estos indicadores generales evitará el empezar en la escuela con el pie izquierdo, si se evalúa y da el tratamiento que se requiera. El ser citado por la maestra para mostrar una seria preocupación a mitad de semestre y hablar de un posible fracaso escolar, es un precio emocional que ningún padre o madre desea ni merece pagar.
Por: Lcda. Nellie Torres de Carella
Patóloga del Habla y Lenguaje

 

Share this post