Colegiación Compulsoria, Ética y Excelencia Profesional: una excelente combinación

Colegiación Compulsoria, Ética y Excelencia Profesional: una excelente combinación

Por: Dra. Dyhalma Irizarry Gómez
Presidenta Comisión de Ética
Colegio de Profesionales de Terapia Ocupacional de PR (CPTOPR)

El Colegio de Profesionales de Terapia Ocupacional es la organización que agrupa a todos aquellos que están autorizados a ejercer esta profesión en Puerto Rico. El Proyecto de Ley para eliminar la colegiación compulsoria y modificar las leyes de 27 colegios profesionales, representa un riesgo para  educar y propiciar la aplicación de los valores, estándares de conducta ética, estándares de práctica y de competencia continua que dirigen a nuestros profesionales. La colegiación compulsoria protege a la ciudadanía y permite que aquellos ciudadanos que tienen diversidad de situaciones de salud física, mental, emocional, psicosocial, que le afectan sus ocupaciones (actividades diarias que llevamos a cabo que son importantes y necesarias para desempeñar nuestros roles y funciones) puedan estar seguros de que el profesional que les atiende está capacitado para ofrecer el servicio necesario y se mantiene actualizado en los conocimientos y avances de la disciplina.  El Colegio tiene un rol protagónico en el ofrecimiento de cursos de la educación continuada específicos para desarrollar nuevas competencias para toda la clase profesional.

Mediante nuestra Comisión de Ética, se provee un foro para manejar las consultas o querellas que presenten los ciudadanos, otros colegiados u otros profesionales acerca de situaciones que impactan la prestación efectiva y eficiente de servicios. Nuestro Código de Ética contiene valores, principios y estándares éticos que guían las acciones de los colegiados en el ejercicio de la profesión.  Todos los colegiados se benefician del curso de ética aplicada a nuestra profesión de forma gratuita. El que todos los miembros de la profesión estén comprometidos con un conjunto de valores provee la base para clarificar expectativas entre los que reciben y proveen los servicios, apoderan la profesión y desarrollan la confianza entre nosotros y en el públicoLa sociedad se beneficia de tener buenos profesionales y  colegios que dirijan a sus profesionales y les orienten en el ejercicio de sus roles y funciones. La colegiación compulsoria es  beneficiosa no solo para los colegiados por los beneficios que derivan mediante el pago de sus cuotas, sino al pueblo en general ya que pueden confiar en que reciben servicios de excelencia de los profesionales colegiados.

 Estamos convencidos que la colegiación fue un acierto luego de haber sido asociación por 60 años y aún más en estos momentos donde es apremiante atender las preocupaciones éticas de nuestros colegiados y de los ciudadanos en general. El delegar el trabajo que realizan los colegios implicaría una gran inversión para el gobierno en momentos en que la situación económica de país es muy difícil.  Los pares profesionales debemos seguir siendo los que eduquemos y velemos por el cumplimiento  con los valores y estándares éticos para todos los profesionales.  Esta es una función que no debe delegarse al estado.

Share this post