Colectomía Laparoscópica

Colectomía Laparoscópica

¿Qué es una colectomía?
El colon o intestino grueso es la última porción del tracto digestivo. Tiene como función la absorción de agua y almacenaje de desperdicio. El colon es un músculo en forma de tubo con una capa interna compuesta de millones de células y tiene una longitud que fluctúa de 4 a 6 pies. El recto es la última porción del colon y tiene una longitud de aproximadamente 6 pulgadas.  Una colectomía, es cirugía para remover una porción o el colon completo.
  • Hemicolectomía derecha: El colon ascendente es removido y el colon transverso es conectado al intestino delgado.
  • Hemicolectomía izquierda: El colon descendente es removido y el colon transverso es conectado al recto.
  • Colectomía de sigmoide: El sigmoide es removido y el colon descendente es conectado al recto.
  • Resección anterior baja: El sigmoide y parte del recto es removido y  el colon descendente es conectado al recto remanente.
¿Cuál es la indicación para necesitar una colectomía?
Esta cirugía se hace para remover enfermedades que causen síntomas como: Cáncer, Pólipos, Enfermedad Irritable del Intestino (IBS), Sangrado, Obstrucción, Diverticulitis, Vólvulos y Prolapso Rectal.
Descripción del Procedimiento:
La cirugía laparoscópica mínimamente invasiva envuelve el uso de múltiples (3 a 5) tubos finos que son insertados al abdomen por incisiones pequeñas. Estas incisiones son usualmente de 0.5 cm (media pulgada). Se insufla el abdomen con el gas dióxido de carbono. Un lente fino es pasado por uno de los tubos que permite al equipo quirúrgico observar la cavidad abdominal en un monitor de televisión. Otros instrumentos especializados son insertados por los otros tubos para poder hacer el procedimiento. Para la cirugía de colon una de las incisiones ya hechas es alargada para remover la porción de colon enferma y hacer la nueva conexión de intestino.  Este procedimiento es hecho bajo anestesia general y tiene una duración promedio de 3 horas.
Ventajas de la cirugía laparoscópica:
Los resultados varían entre cada paciente y cada procedimiento.  Algunas de las ventajas más comunes de la cirugía mínimamente invasiva de colon son:
  • Menor período de recuperación y de estadía en el hospital
  • Heridas más cosméticamente aceptables
  • Menor dolor en las incisiones
  • Menor tiempo para retomar una dieta regular y regresar a su actividad física normal
¿Quién es candidato para una cirugía por método laparoscópico?
Muchos pacientes son candidatos para recibir cirugía por método laparoscópico sin embargo algunas condiciones preexistentes  pueden aumentar el riesgo y dificultad de la cirugía laparoscópica:
  • Cirugías abdominales previas
  • Cáncer (en algunas ocasiones)
  • Obesidad
  • Variaciones anatómicas
  • Enfermedad avanzada del corazón, pulmón, hígado o riñón.
¿Qué complicaciones tiene la cirugía laparoscópica?
Las complicaciones son posibles en cualquier tipo de cirugía. En la cirugía laparoscópica de colon son las mismas que podemos ver en la cirugía abierta de colon. Las siguientes son complicaciones relacionadas a la cirugía de colon: reacción adversa a la anestesia, sangrado, infecciones intrabdominales o de herida, obstrucción intestinal debido a adherencias, fuga de la conexión intestinal, ataque al corazón, pulmonía, coágulos de sangre en las piernas o pulmones y trauma a órganos adyacentes.
Durante cada procedimiento se toman medidas especiales para evitar estas complicaciones. Si la operación no puede ser completada por el método laparoscópico el cirujano convierte la cirugía al método tradicional abierto en donde se hace una incisión mayor y se termina el procedimiento. Algunas razones para convertir una cirugía laparoscópica son sangrado o la inhabilidad de poder apreciar la anatomía necesaria para hacer el procedimiento sin complicaciones adversas.
Por: Dr. Javier Márquez Graciani, MD
Dr. Luis D. Carcoze Soto, MD
Especialistas en Cirugía General

Share this post