Beneficios de la Quiropráctica en la Mujer

Beneficios de la Quiropráctica en la Mujer

Por: Dr. Sebastián Bonnin
Quiropráctico

Mujer, este artículo es para ti. Sólo por ser mujer, hay ciertas condiciones que vas a tener una tendencia de padecer porque tuviste la dicha que Dios te creó así. Por ejemplo, problemas de tiroides, menopausia, dolores menstruales, infertilidad, entre otros.

¿Por qué actualmente hay una epidemia de problemas de tiroides en mujeres? ¿De dónde surge esto y cuáles son las causas? ¿Por qué ahora? Esto te podría extrañar un poco, pero la quiropráctica puede ser la respuesta a ésta y a muchas de las preguntas que te estás haciendo. ¿Me tendré que operar? ¿Tendré que aprender a vivir con esto? Actualmente, y más que nunca, las mujeres están expuestas a un sin número de estresores físicos, químicos y emocionales que causan interferencias en el sistema nervioso (subluxaciones vertebrales). Y aquí es que está la causa fundamental del 90% de estos problemas. Al haber interferencias en el sistema nervioso, las glándulas no pueden funcionar adecuadamente ya que éstas reciben los mensajes del cerebro a través de los nervios. Si tus nervios están pinchados, la glándula no podrá funcionar controlada y coordinadamente. ¿Alguna vez has tenido algún accidente de carro donde el cuello haya sido movido violentamente? O quizás, ¿una caída, resbalón o mala fuerza q hayas hecho? Si es así, y nunca has visitado un quiropráctico, muy probablemente tengas subluxaciones que estén afectando los nervios que van hacia tu tiroides. Si el nervio que va hacia tu tiroides está pillado, dañado o bloqueado, ¿Podrá tu tiroides funcionar bien y normal? Para saber cómo realmente está funcionando tu tiroides, visita al quiropráctico para que te evalúe. La evaluación quiropráctica consiste en examinar tu columna y sistema nervioso y verificar a través de unas placas si todavía estamos a tiempo para poderte ayudar.

Las glándulas son las responsables de producir químicos tales como hormonas. Cuando las hormonas se desbalancean, ganas peso rápidamente, acumulas tejido donde no se tiene que acumular (fibromas, quistes, endometriosis) y comienza tu proceso de tratar estos síntomas. Aquí es que llegas a tu médico y rápidamente te empiezan a medicar, y si no ven un cambio en estas condiciones terminarás operada. Pero de nuevo te preguntó, ¿De dónde está viniendo todo esto? Y, ¿tú crees que los medicamentos van a corregir las causas del problema?

Los ajustes quiroprácticos son muy seguros y efectivos. Para que tengas una idea, de acuerdo a las compañías aseguradoras, es 1,000 veces más probable que te mueras después de tomarte una aspirina a que te pase algo después de un ajuste. Y es 10,000 veces más probable que te caiga un rayo encima a que te pase algo luego de un ajuste quiropráctico. Si has ido a un quiropráctico anteriormente y tu primera experiencia no fue la mejor ya que quizás saliste con más dolor después de ese primer ajuste, te tengo buenas noticias. ¿Has oído hablar de las crisis curativas? Es muy común que después del primer ajuste quiropráctico las personas experimenten una exacerbación de los síntomas. Esto es un indicador de que el cuerpo está cambiando y que la magia está sucediendo… ¡Te estás comenzando a sanar!

Share this post