Apoyo emocional a cuidadores o familiares de personas con Alzheimer

Apoyo emocional a cuidadores o familiares de personas con Alzheimer

Por: Vanessa Pérez
Trabajadora Social

Las personas con Alzheimer pasan por diferentes etapas. En las primeras puede ser que este consiente de su enfermedad y en la mayoría de las veces sufre en silencio sus emociones. El apoyo de la familia o cuidador, como participe, es imprescindible para saber que pueden abordar esta enfermedad de forma proactiva. El afrontamiento positivo se transmite al propio paciente y repercute en su estado emocional y funcional. Es importante que el familiar o cuidador se mantenga informado sobre la enfermedad y sus etapas. Buscando e informándose sobre tratamientos y explorando alternativas sobre grupos de apoyo los cuales se encuentran a la vanguardia con todo relacionado a los tratamientos específicos y ordinarios.

Varios estudios alertan sobre como el estrés continuo acelera los síntomas de la enfermedad, en muchos casos la persona con Alzheimer no es ajeno a los aspectos y también sufre por la sobrecarga en el cuidador por lo que es de suma importancia la intervención y consideración de las emociones en el cuidador por el bienestar del mismo y del propio paciente. Ser el cuidador de una persona con Alzheimer es una tarea sumamente difícil por lo que el cuidador debe desarrollar algunas rutinas para que el agotamiento sea menor. Es muy importante que el cuidador/a identifique en la familia otros recursos de apoyo y personas que le ayuden de soporte emocional.

Aquí algunos consejos básicos para ayudar a desempeñar tarea de forma más sencilla:

  • Adapta la rutina: en el momento del día, en que el paciente este menos confundido, realiza las tareas que más difícil se le hagan al paciente desarrollar. Con esto, lograras tener más disponibilidad por parte del paciente.
  • Comunicación: habla pausado, despacio y dale tiempo que el paciente maneje la información ofrecida por tu parte. Llámale por su nombre y has contacto visual.
  • Promueve la independencia: a medida que sea posible en las tareas sencillas y básicas como alimentación, vestimenta promueve la independencia.
  • Actividades: envuelve al paciente en actividades diarias que promuevan el contacto con la naturaleza. Muy importante que las actividades sean voluntarias y de su agrado.
  • Evita situaciones desconocidas: evita llevar al paciente a lugares donde se encuentren multitudes o cambios de rutina. Lugares donde puedan causarle confusión a ansiedad.

Es muy importante que el cuidador o familiar de personas con Alzheimer identifiquen redes de apoyo familiares, es una tarea dura y requiere mucha concentración para desempeñarla al máximo. De esta manera se pueden asignar diferentes tareas o roles a las personas disponibles en la familia, de no contar con el apoyo familiar suficiente se puede explorar sobre alternativas públicas o privadas que ofrecen servicios al hogar. Recordar siempre que ser un cuidador no solo significa velar por esa otra persona, sino que también velar por nuestras emociones es igual de importante para así poder funcionar como persona de apoyo de forma productiva.

Share this post