Amputados y Deportes: superando las expectativas

Amputados y Deportes: superando las expectativas

Según datos de la Coalición Americana de Amputados (ACA), aproximadamente dos millones de personas en los Estados Unidos viven con amputaciones. A medida que estas cifras van en aumento, de igual modo va en crescendo la nueva tecnología y los avances creados para estos dispositivos artificiales llamados prótesis. Según transcurre el tiempo y la tecnología va en aumento, más personas están optando por la elección de una amputación antes de sentirse limitados por un miembro dañado del cuerpo. Una prótesis les podrá ayudar a recuperar lo más parecido a la función normal que tanto anhelan.

 

El ejercicio es parte fundamental de la rehabilitación del amputado. En general, aumenta la sensación de bienestar, el sentido de autosuficiencia y ayuda a mejorar el tono muscular. Además, las personas con amputaciones de miembros parecen beneficiarse tanto física como psicológicamente de la participación en deportes y/o de la actividad física regularmente.

 

El deporte, para las personas que han sufrido la pérdida de un miembro del cuerpo es de suma importancia, ya que ayuda a fortalecer las partes del cuerpo existentes, pero de igual modo estimula y condiciona los músculos de la parte ausente. Ejercicios como el atletismo, jugar al tenis, la natación, o como en cualquier otro deporte, la atención siempre se centra en el lado fuerte. Esto puede causar que el cuerpo se desarrolle en forma unilateral, pero la utilización de una prótesis logrará beneficiar el desarrollo bilateral del cuerpo, a la vez que propicia un equilibrio correcto.

 

Prótesis robóticas, pies y rodillas biónicas, componentes que almacenan energía, prótesis estéticamente similares a lo natural, cuencas con artes personalizados, artefactos con motores o microchips que replican los movimientos naturales del ser humano son sólo algunos de los adelantos protésicos de este tiempo. El atleta, corredor de 400 metros sudafricano Oscar Pistorius, un doble amputado, incluso fue acusado de tener una ventaja injusta sobre sus competidores debido a que muchos aseguraban que su excelente ejecución física en la pista se debía en gran manera a sus prótesis de fibra de carbono y a su pie en forma de “J” o resorte.

 

“Las personas amputadas se están dando cuenta de que pueden hacer todo lo que lo hacían antes”, dijo Amy Palmiero, un famoso corredor de maratones que perdió su pierna izquierda en un accidente de motora cuando tenía 24 años .

 

Mientras que la pérdida de un miembro aún sigue siendo un trauma médico, muchos amputados han llegado a abrazar y hasta a sacarle ventaja a sus ayudas biónicas. Anteriormente muchos amputados buscaban que sus prótesis lucieran lo más cercano a lo natural, sin embargo hoy en día son muchos los que buscan que éstas luzcan interesantes, llamativas, personalizadas y hasta le sacan provecho como artefacto de belleza. Este es el caso de la modelo y motivadora Aimee Mullins, quien es amputada bilateral desde la edad de un año. Ella explica que la palabra “discapacitado” no es una palabra que define a los amputados que cada día se superan y se esfuerzan por salir adelante a pesar de la adversidad. Ella sugiere que “lo que nos sucede en la vida no nos define, sino que nos convertimos en quienes somos del modo en que aprendamos a bailar con la adversidad”.

 

Muchas personas que han sufrido la amputación de alguno de sus miembros pueden lograr recuperarse y alcanzar una vida activa. Un gran ejemplo de esto es el Capitán David Rozelle, quien sufrió una amputación debido a la explosión de una mina. Él se recuperó, logró competir en un triatlón y aún práctica sus deportes favoritos como el esquiar, además de que volvió al servicio militar en Irak.

 

Lo interesante de esto es que no importando el tipo de deporte o actividad física que se desee lograr, existen aditamentos ortopédicos y protésicos para ayudar a estas personas a alcanzar todo aquello que se propongan. Por ejemplo, la mayoría de las prótesis de piernas estándar no son resistentes al agua, pero la tecnología ha hecho posible que esto sea una realidad. Protectores de prótesis a prueba de agua están disponibles comercialmente, éstas encajan perfectamente sobre la prótesis para asegurar un sello hermético al vacío. La capacidad de nadar utilizando prótesis es una gran inyección de confianza y aumenta el bienestar emocional y autoestima de una persona. Incluso una persona a la que se le hace difícil caminar, puede ser capaz de nadar con gran éxito.

 

El rendimiento deportivo del amputado ha mejorado mucho en los últimos 20 años, junto con el desarrollo de prótesis de fibra de carbón, nueva tecnología avanzada y la creación de piezas robóticas. En un principio, el objetivo de la tecnología protésica era el lograr mejorar las prótesis existentes y aumentar el rendimiento al reducir la desventaja funcional del pie protésico en comparación con el pie humano. Sin embargo, se ha afirmado recientemente que no sólo se han reparado las desventajas funcionales, si no que las prótesis de velocidad de hoy en día pueden proporcionar una ventaja mecánica sobre el miembro humano.

 

Las prótesis modernas son típicamente más ligeras en peso que la pierna humana promedio, y por lo tanto, un nadador, corredor o atleta que posea una prótesis tiene una ventaja de peso, lo que puede conducir a una ventaja en velocidad. Como los márgenes entre ganar y perder en diversas competencias se hacen cada vez más pequeños, los atletas confían cada vez más en la tecnología de prótesis que les dará una ventaja sobre otros competidores y con los que podrán lograr romper records existentes.

 

Información suministrada por Hi Tech Prosthetic

Share this post