Adicción al Internet

Adicción al Internet

Es nuestros días es común que durante una cena, actividad familiar o reunión de negocios estemos conectamos a la red de internet. Ya sea a través del celular como comúnmente pasa o través de las tabletas y computadoras portátiles. Pasamos mucho tiempo navegando en el internet, ya sea por la naturaleza de nuestro trabajo, realizando pagos, haciendo búsqueda de información y recursos, verificando periódicos, actualizando redes sociales y/o en escenarios de chat entre otras.  El uso del internet ha pasado de ser una herramienta de ayuda y exploración a convertirse en un instrumento de uso diario totalmente indispensable. ¿Pero en qué momento se convierte en adicción el uso del mismo? Justo en el momento donde interfiere con actividades de su vida diaria tales como: las relaciones interpersonales con familiares y amigos, cuando es evidente que se ha eliminado actividades sociales y recreativas que acostumbraba realizar, deterioro laboral y cuando el periodo de acceso al internet es indefinido.  Es importante mencionar, que muchas personas por motivos de trabajo o estudio, pasan muchas horas conectados al internet, pero eso no necesariamente los convierte en adictos al internet. Debe existir un deterioro en la rutina diaria que acostumbraba tener. Young (1996), detalla algunos de los criterios diagnósticos, dirigidos a detectar la conducta adictiva del internet. El mismo,  adaptó criterios diagnósticos del DSM -IV a la conducta relacionada al internet. Para identificar la adicción al internet, estructuró un breve cuestionario de ocho ítems:

 

  • ¿Te sientes preocupado con el internet, pensamientos acerca de la última conexión o anticipas la próxima sesión?
  • ¿Sientes la necesidad de aumentar la cantidad de tiempo de uso de internet para lograr la satisfacción?
  • ¿Ha hecho repetidamente esfuerzos inútiles para controlar, reducir o detener el uso de internet?
  • ¿Se ha sentido nervioso, de mal humor, deprimido o irritable cuando ha intentado reducir o detener el uso de internet?
  • ¿Se queda más tiempo conectado que antes?
  • ¿Ha perdido o puesto en peligro alguna relación significativa, trabajo, oportunidad educativa o profesional debido al uso de internet?
  • ¿Ha mentido a los miembros de su familia, especialista y otros para ocultar su grado de implicación con el internet?
  • ¿Usa internet como un medio de evadirse de los problemas?

 

De acuerdo con estos criterios establecidos por Young (1996), se considera adicto si responde afirmativamente a cinco o más de los ítems anteriores. Por otro lado, Davis (2001), establece que es el individuo el que determina si el uso de internet es adaptativo o maladaptativo, en la medida en que una persona esté privada de apoyo social, idee el uso de internet más como una fuente de identidad que una herramienta de ayuda. Las personas más vulnerables a sufrir uso excesivo del internet son personas introvertidas, con pobre autoestima y pobre capacidad para relacionarse con otros. Es importante que conozcamos como el internet puede tener un impacto negativo en nuestra salud mental, emocional y física, para así poder realizar un balance adecuado en nuestro diario vivir. Si usted reconoce algunos de estos criterios en su vida o en la de algún amigo o familiar busque ayuda con algún especialista de salud mental y/o conducta humana.
Por: Nellynnette Acevedo Ramírez
Psicóloga

 

Share this post