¡A Dejar Gatear!

¡A Dejar Gatear!

Muchos de nuestros abuelos enfatizan en la importancia de dejar gatear a los bebés. Probablemente muchos de ellos desconozcan todos los beneficios de esta importante destreza, pero sin duda alguna su instinto y sabiduría innata le daban toda la razón. Y es que gatear es una de las destrezas que todo padre debe propiciar que su hijo desarrolle. Lamentablemente muchos padres de familia no conocen la importancia del gateo para desarrollar correctamente el cerebro e introducen a sus niños de forma precoz al uso del andador.
El gateo es una actividad sumamente compleja para el cerebro del niño lo que le ayuda a desarrollar el mismo en diferentes aspectos. Mediante el gateo los bebés desarrollan los sentidos entre ellos la visión, el tacto, el habla, el equilibrio y muchas otras funciones que serán de beneficio en su crecimiento y desarrollo a nivel personal y académico. Echemos un vistazo a algunos beneficios del gateo.
  • Es parte importante de la evolución del bebé, es el primer movimiento armónico y coordinado que este realizará. Gatear es el primer gimnasio de tu bebé, ya que esta destreza le ayuda a fortalecer y desarrollar los músculos del cuerpo y a ganar control del cuello.
  • A nivel educativo y de aprendizaje gatear es una de las primeras bases para el desarrollo del cerebro ya que mediante el mismo se crean las rutas neurológicas de información entre los dos hemisferios del cerebro lo que permite se comuniquen adecuadamente. Ayuda a desarrollar la “dominancia hemisférica”, lo cual determinara el uso de la parte derecha o izquierda del cuerpo en diferentes actividades. Otro componente esencial para la actividad escolar es que fortalece la coordinación cerebral mano-ojo ya que cuando él bebé gatea se establece una distancia equivalente entre la mano y el ojo del bebé que va a la par con la distancia que más adelante habrá entre la mano y el ojo del niño a la hora de leer y escribir en la escuela.
  • Neurológicamente el movimiento coordinado que se da en el gateo ayuda a establecer el desarrollo de los patrones cruzados que es la función neurológica que hace posible que los niños se muevan de forma organizada y tengan equilibrio ya sea al caminar, correr o jugar. Además favorece el desarrollo del sistema vestibular, lo que no solo permite el buen balance, también fomenta el que bebé desarrolle su percepción, lo que le permitirá saber donde están todos y cada uno de los puntos de su propio cuerpo en especial su cabeza.
  • Brinda fortaleza a nivel emocional. Él bebe desarrolla independencia, aprende a tomar decisiones ya que por primera vez será capaz de mover su cuerpo hacia donde desea. Además que cada vez que celebras su gateo fortaleces su autoestima.
Todas estas razones resultan fundamentales para el desarrollo apropiado a tu bebé. Si quieres regalarle algo importante a tu niño permítele gatear libremente. No limites su movimiento confinándolo al corral o al andador y mucho menos forzándole a caminar antes de tiempo. Algunas recomendaciones para cuando practiquen el gateo:
  1. Toma medidas en tu hogar para asegurarte que el espacio de gateo es apropiado. Considera cubrir los enchufes, tener cuidado con escalones, escaleras y esquinas de los muebles y mesas. Permítele ropa que propicie el movimiento y no resbale, preferiblemente descalzo.
  2. Prepara tu niño para el gateo. Comienza estimulando, estirando y flexionando sus piernas como si hiciera bicicletas. Este movimiento ayuda a fortalecer el tono muscular del bebé y facilita el gateo.
  3. Gatea con él, ve a un extremo de la casa y llámale, cuando llegue a usted responda con besos, caricias y cosquillas, ponga objetos llamativos que pueda alcanzar. Gatea con el, desplázate por la casa gateando, hagan competencias. Incluye los otros hermanos y a todos los miembros de la familia.
Antes de poner a tu bebé en un andador, piensa otra vez. Gatear es una etapa que tu bebé necesita dominar, en sus años escolares te lo agradecerá.
Por: Dra. Fermina Liza Román Alameda
Psicóloga

Share this post